El Mundo
Domingo 13 de Marzo de 2016

Los refugiados sirios tienen cada vez menos rutas de fuga de la guerra

A los prófugos sirios varados a las puertas de Europa se les hace cada vez más difícil huir de la zona. Muchas fronteras están cerradas, y no sólo en Europa oriental.

A los prófugos sirios varados a las puertas de Europa se les hace cada vez más difícil huir de la zona. Muchas fronteras están cerradas, y no sólo en Europa oriental.

Turquía, país al que llegan en primer término los refugiados que huyen de Siria, llevó adelante una política de puertas abiertas y acogió a millones de sirios. Pero desde comienzos de año cambió drásticamente y ahora reclama visa de entrada, la que no se consigue fácilmente. Por esta razón, decenas de miles de sirios que huyen de los combates en torno a Alepo quedaron varados ante la frontera sur de Turquía.

En Líbano, ubicado al sur de Siria y sobre el Mediterráneo, existen antiguas relaciones culturales y de parentesco con los sirios. Por esto, al inicio del conflicto los sirios podían llegar con facilidad al país vecino, para quedarse allí o bien seguir viaje. Pero por temor a un desborde de la guerra, Líbano controla férreamente la inmigración desde enero de 2015. Desde entonces, los sirios deben pedir visado o tener un "garante" libanés. Quien quiera quedarse necesita un permiso de trabajo y debe pagar 200 dólares.

Jordania cerró su frontera con Siria en septiembre de 2014. Ahora, decenas de miles de sirios deben aguardar ante los pocos pasos fronterizos en las inmediaciones de Hadalat y Rukban. Solo se permite el ingreso de pequeños contingentes diarios. La vecina Israel, por temor a atentados terroristas, mantiene su frontera herméticamente cerrada. En cuanto a Irak, en los lugares donde el Estado Islámico (EI) erigió su "califato" ya no existe de hecho la frontera entre Irak y Siria, y todo el territorio está cerrado a los refugiados. En la región kurda en el norte, antiguamente los kurdos y los yaziditas huían del EI hacia Irak. Pero actualmente también está cerrada esta frontera para quienes buscan asilo.

En cuanto a las naciones europeas, que solamente pueden ser alcanzados por vía marítima desde Turquía, como Macedonia y Grecvia, cerraron sus embajadas y consulados en Siria. La situación se ha vuelto extremadamente grave en la frontera entre Macedonia y Grecia, donde el primer país clausuró el paso desde el segundo en pleno invierno europeo. La situación humanitaria es cada día peor en la zona de paso griega de Idomeni. La "ruta de los Balcanes" parece hoy sellada. Pero además, incluso los Estados árabes no permiten fácilmente el ingreso de sirios. Egipto pide desde julio de 2013 visado para los pasajeros que llegan en avión desde Siria.

Comentarios