Donald Trump
Domingo 22 de Enero de 2017

Los presidentes de EEUU y México tratarán a fin de mes la cuestión migratoria

El encuentro girará en torno a comercio, seguridad y migración, señaló el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, que no especificó en qué ciudad se llevará a cabo.

El presidente de México Enrique Peña Nieto sostuvo ayer su primera conversación telefónica con Donald Trump como presidente de Estados Unidos y, haciendo votos por un "nuevo diálogo", acordaron "encontrarse el 31 de enero, informó hoy la Casa Blanca, después de que ambos mandatarios tuvieran una conversación telefónica. El encuentro girará en torno a comercio, seguridad y migración, señaló el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, que no especificó en qué ciudad se llevará a cabo.

Peña Nieto llamó ayer a Trump para expresar su interés en tener "un diálogo abierto" con ese país y felicitarlo por su toma de posesión, informó la presidencia mexicana.en un futuro cercano", informó la presidencia mexicana. Por la mañana, Peña Nieto había reiterado sus felicitaciones al flamante presidente estadounidense y durante una llamada telefónica le "expresó la voluntad de México de trabajar en una agenda que beneficie a ambos países, con un enfoque de respeto a la soberanía", indica un comunicado de la presidencia.

Fricciones

Esta llamada ocurre casi cinco meses después de la visita que Trump hizo a México cuando aún era candidato, provocando una ola de repudio social contra Peña Nieto y la renuncia del entonces secretario (ministro) de Hacienda, Luis Videgaray, promotor del encuentro entre el mandatario mexicano y el candidato republicano. En esa ocasión, la residencia presidencial de Los Pinos abrió sus puertas al magnate, y en una conferencia de prensa hombro a hombro, Trump defendió su derecho de construir una nueva muralla fronteriza infranqueable pagada por México, mientras Peña Nieto denunció tibiamente los calificativos —de "violadores y "criminales"— que el magnate ha usado para referirse a inmigrantes mexicanos. Ayer, Peña Nieto "reiteró la prioridad estratégica de los lazos bilaterales (...) y expresó su interés de mantener un diálogo abierto" con Estados Unidos, indica el parte presidencial.

La Iglesia católica mexicana en tanto advirtió al nuevo presidente que no aceptará la "humillación" que supondría la construcción de un muro para separar las fronteras entre ambos países.

La advertencia está contenida en un mensaje que el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), monseñor Alfonso Miranda, subió a las redes sociales, informó Prensa Latina. "Te saluda la comunidad latina, la más grande minoría étnica en Estados Unidos y la de mayor crecimiento poblacional, joven, cada vez más educada, empleada, activamente conectada, emprendedora, y ascendente en términos de ingresos, y de consumo", dijo Miranda en la apertura del mensaje'. "Tus amigos, pobres pero con dignidad, (decimos) que no nos dejaremos humillar con la construcción de un muro", añadió.

Comentarios