El Mundo
Martes 29 de Agosto de 2017

Los nacionalistas catalanes prometen tomar sus fronteras

Los independentistas catalanes tomarán el control de sus fronteras terrestres, marítimas y aéreas, así como de sus aduanas e instituciones, si ganan el referéndum del 1º de octubre, según un proyecto de ley presentado ayer con el que pretenden separarse de España. La jugada independentista llega luego del trauma colectivo de los atentados del extremismo islámico en Barcelona, que también fueron campo de confrontación entre catalanes y el Estado español.

En rueda de prensa en el Parlamento regional catalán, presentaron este texto, bautizado "Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República", que han decidido aprobar en septiembre, antes de realizar la consulta de autodeterminación, pero en una fecha aún por definir.

Esta futura ley busca "dar un marco jurídico al periodo inmediatamente posterior" a una eventual victoria en la consulta independentista, explicó Lluis Corominas, jefe del grupo parlamentario Junts pel Sí (Juntos por el Sí), la coalición separatista que dirige el gobierno regional catalán.

Su aplicación sería "automática" en caso de victoria en el referéndum de secesión, prohibido por la máxima instancia judicial de la nación, el Tribunal Constitucional. Aún así, los nacionalistas catalanes están determinados a celebrar el referendo el 1º de octubre. Este acto podría llevar a prisión a sus dirigentes.

Sin embargo, el texto del proyecto incluye una disposición por la cual no entrará en vigor si gana el No, como es por lo demás bastante obvio. En ese caso, explicó Corominas, se convocarán elecciones regionales anticipadas. La precaución tiene su justificación, dado que la opción independentista ha perdido apoyo entre la población. Los costos económicos que tendría han hecho mella entre muchos catalanes. El aislamiento ya prometido por toda Europa, incluida la Unión Europea, también atemoriza. Según el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión, del gobierno catalán, un 41,1 por ciento se declaraba a favor en junio (frente a 44,3 por ciento en marzo) y 49,4 por ciento en contra (frente a 48,5 por ciento en marzo).

La norma precisa que "la Generalitat (gobierno catalán) ejerce la autoridad aduanera en el territorio de Cataluña, y actúa de acuerdo con el régimen aduanero y arancelario derivado del derecho de laUE". Asimismo, precisa que "Cataluña disfruta de los derechos de la soberanía en lo que respecta a su plataforma continental y su zona económica exclusiva".

Los diputados independentistas no pudieron precisar cómo se ejercerá ese control de las fronteras, una decisión, dijeron, que corresponde al gobierno catalán.

El gobierno central de Mariano Rajoy afirma una y otra vez que no habrá referéndum de autodeterminación en la región con 7,5 millones de habitantes, y amenaza con enjuiciar a quienes organicen la consulta, declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional, máxima instancia de la Justicia española.

Comentarios