El Mundo
Miércoles 08 de Marzo de 2017

Los Lores imponen un nuevo obstáculo al "Brexit" en el Reino Unido

La enmienda obliga a la premier Theresa May a someter el acuerdo de "divorcio" con la Unión Europea al Poder Legislativo.

El gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, sufrió ayer un segundo revés durante la tramitación del proyecto de ley del Brexit, con la aprobación en la Cámara de los Lores de una cláusula para que el acuerdo final que se negocie con la Unión Europea (UE) tenga que ser ratificado por el Parlamento. La Cámara alta ya había aprobado la semana pasada otra enmienda a la ley del Brexit, que en febrero fue aprobada sin anexos y por amplia mayoría en la Cámara de los Comunes. Sin embargo, los dos anexos podrían ser anulados por la cámara baja, donde hay una mayoría conservadora afín a May.

El ministro para el Brexit, David Davis, dijo que es "decepcionante que la Cámara de los Lores haya optado por pedir más cambios para un proyecto de ley que los Comunes aprobaron sin modificaciones" y subrayó que el propósito de la ley es avanzar en la negociación de una nueva asociación con la Unión Europea (UE). "Es claro que algunos en la Cámara de los Lores iban a tratar de frustrar ese proceso, y es la intención del gobierno revocar esas enmiendas en la Cámara de los Comunes", anticipó el funcionario.

La enmienda, aprobada por 366 votos a favor y 268 en contra, exige un voto "significativo" de ambas cámaras legislativas antes de que el Reino Unido corte definitivamente los lazos con la UE, al término de los dos años establecidos por el Tratado de Lisboa para negociar la salida del bloque comunitario. May ya se había comprometido a someter a votación el acuerdo al que llegue con Bruselas.

Pero la Cámara alta fue más allá con esta enmienda, que le impide levantarse de la mesa de negociaciones con Bruselas sin tener un acuerdo y obligue a Londres a comerciar con el bloque bajo las normas de la Organización Mundial de Comercio. De esta manera, May solo podrá abandonar la mesa de negociaciones si cuenta con el beneplácito del Parlamento. La semana pasada, los Lores aprobaron otra enmienda para impedir que los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido desde antes que se apruebe el Brexit sean expulsados. May no encontró oposición dentro de la Cámara de los Comunes, donde cuenta con un amplio respaldo de la mayoría conservadora, aunque sí ha enfrentado cierta resistencia en la de los Lores, formada por obispos y veteranos parlamentarios elegidos por la Reina. Los medios especulaban con que May activaría la salida del Reino Unido en la próxima cumbre de la UE, que se celebrará el 9 y 10 de marzo en Bruselas, algo que ahora deberá postergar, al menos hasta el siguiente encuentro, el 25 de marzo, fecha en que los socios celebrarán el sexagésimo aniversario del bloque comunitario.

Rechazo. Protesta en Londres contra el proceso de separación.

Los medios especulaban que May activaría la salida del Reino Unido en la cumbre de la UE del 9 y 10 de marzo en Bruselas

Comentarios