El Mundo
Jueves 23 de Marzo de 2017

Los líderes mundiales repudiaron el ataque en cercanías del Parlamento británico

El atentado repercutió ampliamente en diversas partes del mundo. Nueva York reforzó la custodia de puntos estratégicos. Apoyo de Italia y Alemania .

Líderes mundiales se solidarizaron con el Reino Unido tras el ataque ocurrido ayer en Londres cerca del Parlamento británico, que propició un refuerzo de la seguridad en Nueva York y puso en alerta a Italia, días antes de una cumbre de gobernantes europeos para celebrar los 60 años de la Unión Europea (UE).

   Tras el ataque, al otro lado del Atlántico, la policía de Nueva York reforzó la seguridad en varios puntos de la ciudad, incluido el consulado británico y la misión del Reino Unido ante la ONU.

   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló por teléfono con la primera ministra británica, Theresa May, para expresarle su "total apoyo" para investigar y encontrar a los responsables del atentado, informó el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, en su habitual rueda de prensa.

descarga.jpg


   Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, condenó los "horribles actos de violencia" y subrayó que no hace falta distinguir si fueron causados por "individuos con problemas o terroristas" porque para las víctimas no existe diferencia.

   La canciller alemana, Angela Merkel, ofreció su apoyo "firme y decidido" para el Reino Unido en su "lucha contra el terrorismo" aunque también se refirió a la confusión que existe sobre el origen del ataque y recordó que "aun está por aclarar" lo ocurrido.

   "Mis pensamientos en estas horas están con nuestros amigos británicos y toda las personas de Londres", afirmó la dirigente alemana en un comunicado que fue reproducido por la agencia de noticias EFE.

london01.jpeg


   El gobierno italiano también ofreció su apoyo al Reino Unido y convocó una reunión para hoy de su Comité de Análisis Estratégico y Antiterrorismo para planificar el operativo de seguridad de cara a la celebración, el próximo sábado, del 60 aniversario de la firma del Tratado de Roma, que dio origen a lo que hoy es la UE.

   Por su parte, el ministro del Interior, Marco Minniti, informó en un comunicado que se reunirá mañana en la sede ministerial con responsables de la policía y de los servicios de inteligencia para diagramar el dispositivo de seguridad del fin de semana, ante la llegada de los jefes de Estado y gobierno de la UE.

   El operativo de seguridad planificado inicialmente para el evento del fin de semana, incluye un blindaje casi total de la capital, que cerrará los principales centros turísticos entre el 24 y el 26 de marzo.

   Por su parte, Israel, expresó su "profunda conmoción" por el ataque en Londres y su solidaridad con las víctimas y todo el pueblo británico.

   Grecia también se sumó a la condena internacional con un comunicado en el que manifestó su "repulsa" y "enérgica condena" por el "cobarde" ataque.

london02.jpeg


   Instituciones europeas también expresaron su alarma y repudio. "Estamos muy alarmados por los acontecimientos de esta tarde en Westminster, que parecen haber causado un gran número de víctimas", afirmó el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland.

   Por su parte, el responsable en la Unión Europea (UE) a cargo de negociar la salida de Reino Unido del bloque, Michel Barnier, manifestó su solidaridad con Londres tras los atentados. "Manifestamos nuestra solidaridad con los ciudadanos británicos", dijo Barnier en Bruselas, citado por la agencia de noticias DPA.

   Entretanto, el ministro de Relaciones Exteriores español, Alfonso Dastis, dijo: "Todos estamos con el Reino Unido".

Antecedentes

El Reino Unido fue en los últimos doce años blanco de siete atentados, cuatro de ellos en su capital, Londres, donde hoy murieron cuatro personas en un episodio que estaba siendo investigado como "ataque terrorista".

El 22 de marzo de 2017 un hombre arrolló con su vehículo a varias personas, se estrelló contra la reja del Parlamento británico y apuñaló a un guardia de seguridad antes de ser ultimado a tiros por otros oficiales, en un hecho que se saldó con cuatro muertos.

Anteriormente, el 16 de junio de 2016. Un militante de ultraderecha asesinó a tiros a la diputada laborista Jo Cox, quien estaba haciendo campaña a favor de la permanencia del Reino Unido dentro de la Unión Europea (UE), de cara al referéndum que se celebró siete días después.

El 5 de diciembre de 2015, pocos días después de que el Parlamento aprobara bombardear al grupo yihadista Estado Islámico en Siria, un hombre atacó e hirió con un cuchillo a tres personas en el metro de Londres al grito de "Esto es por Siria".

Otro ataque demencial se perpetró el 22 de mayo de 2013. Un soldado británico fue atropellado y luego degollado en pleno centro de Londres por dos extremistas que dijeron que habían actuado inspirados en el grupo radical islámico Al Qaeda.

El 30 de junio de 2007, una camioneta en llamas se estrelló contra una terminal del aeropuerto de Glasgow, en el sur de Escocia. Dos hombres que estaban a bordo del vehículo fueron detenidos por la policía, que vinculó el episodio con un fallido intento de atentado el día anterior en Londres.

El 7 de julio de 2005 el Reino Unido sufrió el atentado más mortífero cuando cuatro bombas explotaron en tres vagones del metro y en un colectivo, causando la muerte de 52 personas. Los cuatro atacantes actuaron en nombre de Al Qaeda.

Comentarios