El Mundo
Jueves 12 de Octubre de 2017

Los hackers de Kim Jong-un se apropiaron del plan para matarlo

El ataque de los hackers se habría producido en septiembre de 2016 contra un centro de cómputo del Ministerio de Defensa en Seúl.

Hackers norcoreanos se robaron al parecer cientos de documentos clasificados de Corea del Sur, entre los que se cuenta un plan secreto surcoreano-estadounidense para acabar con el dictador Kim Jong-un y la cúpula que lo rodea, además de informaciones de instalaciones militares, informa el diario de Seúl "The Korea Times".

El ataque de los hackers se habría producido en septiembre de 2016 contra un centro de cómputo del Ministerio de Defensa en Seúl. El ministerio había informado del incidente en mayo de este año, pero según las revelaciones actuales del diputado Rhee Cheol-hee, del gubernamental Partido Democrático de Corea del Sur, fue mucho más grave de lo que se había reconocido hasta ahora.

Rhee basa sus afirmaciones en informantes del propio ministerio. Según estas fuentes, el 80 por ciento del material robado _con un volumen de 235 GB_ no ha sido identificado.

El temor a los ciberataques es grande en Corea del Sur. Cuando el año pasado sufrió un ataque el comando cibernético de las Fuerzas Armadas, también se sospechó de Corea del Norte. El comando fue creado en 2010 para proteger al ejército de este tipo de incidentes. Seúl acusó a su vecino del norte en los últimos años muchas veces de hackear páginas de Internet oficiales. Es posible que el hackeo cuente con asesoramiento chino.

Las tensiones llevan meses en aumento. El presidente Donald Trump, amenazó a Corea del Norte con la destrucción total en septiembre ante la Asamblea General de la ONU en caso de que haya un ataque nuclear contra Estados Unidos o sus aliados. Kim Jong-un, ha amenazado incontables veces con un ataque nuclear.

Mientras tanto, Estados Unidos volvió a hacer una demostración de fuerza con ejercicios durante la noche del martes de dos bombarderos de largo alcance escoltados _por primera vez_ por aviones japoneses y surcoreanos cerca de la península coreana. En la maniobra se simuló un ataque con misiles, indicó Corea del Sur. La cúpula militar estadounidense informó a través de su web que dos bombarderos estratégicos B-1B estuvieron escoltados en su vuelo sobre el mar de Japón por dos cazas F-15 japoneses y dos surcoreanos. El ejercicio demuestra "la lealtad inquebrantable a la alianza" de Estados Unidos para el mantenimiento de la seguridad y la estabilidad en la región, se indicó.

Ya en septiembre Estados Unidos había enviado bombarderos B-1B para entrenamientos a Corea del Sur. En ese entonces se simularon lanzamientos de proyectiles en la frontera con Corea del Norte.

Comentarios