El Mundo
Sábado 17 de Junio de 2017

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias, la mayor empresa de Cuba

Sus ramificaciones monopólicas abarcan desde el sector hotelero hasta tiendas minoristas, pasando por los puertos y la venta de divisas.

En Cuba alquilar un coche, dormir en un hotel, hacer submarinismo o comprar en una tienda tienen un punto en común: las empresas que dan esos servicios pertenecen al Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA) dirigido por las Fuerzas Armadas Revolucionarias. GAESA es el mayor holding cubano y suma un conglomerado de más de 50 empresas, todo ello dirigido bajo las leyes del mercado y presidido por el general Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, ex yerno del presidente Raúl Castro. La compañía más conocida es la cadena hotelera Gaviota, que tiene más de 29.000 habitaciones en todo el país, muchas de ellas en gestión compartida con compañías extranjeras como Meliá, Iberostar o incluso la estadounidense Starwood, de la cadena Marriott.

La joya de la corona de GAESA es el sector turístico, con una cuota de mercado del 40 por ciento, pero este conglomerado es mucho más amplio de lo que muchos piensan, llegando a casi todos los sectores de la economía, siempre y cuando den beneficios. GAESA es propietaria de una naviera, tiene su propia compañía aérea, empresas de construcción, venta de autos, inmobiliarias, bancos o la empresa Almacenes Universales S.A., que controla el tráfico de contenedores en el Puerto del Mariel con su Zona Especial de Desarrollo, la gran apuesta del gobierno cubano para atraer inversiones extranjeras a la isla gracias a los beneficios fiscales.

En sus inicios, el Ministerio del Interior y el de las FAR tenían sus propias empresas, separadas unas de otras, para autofinanciar sus actividades diarias. Asegurar a cada institución una parte del pastel económico garantizaba una paz entre ellas. El equilibrio existió hasta 2010, cuando CIMEX, el mayor conglomerado comercial de la isla fundado por el Ministerio del Interior, fue absorbido por los militares, con lo que estos aumentaron sus cadenas de tiendas, pero sobre todo los servicios financieros y la capacidad de importación y exportación.

El imperio GAESA aumentó el año pasado con la adquisición de Habaguanex, la compañía que gestiona las empresas turísticas del casco histórico de La Habana Vieja y hasta entonces en manos del poderoso historiador Eusebio Leal.

La otra absorción fue la del Banco Financiero Internacional (BFI), la principal entidad de su tipo para la gestión de divisas. Ambas adquisiciones hicieron que GAESA continuase copando sectores económicos altamente rentables por su relación con el mercado exterior.

El envío de remesas a Cuba está monopolizado por su Financiera Cimex (Fincimex), que tiene acuerdos con empresas como Western Union. También Fincimex controla en la isla los procesamientos de las tarjetas Visa y Mastercard. Estas alianzas financieras internacionales están ligadas también al sector turístico, porque es vía Fincimex que las empresas que envían remesas pagan en Cuba a los dueños de casas y departamentos que utilizan los servicios de la compañía estadounidense Airbnb, especializada en alquiler de habitaciones.

Comentarios