Brexit
Domingo 05 de Febrero de 2017

Lanzó su campaña el único candidato que podría vencer a Le Pen en Francia

Emmanuel Macron se presentó como un "progresista", pero su programa todavía no se redactó y él elude las definiciones netas

El independiente Emmanuel Macron, el candidato a las presidenciales francesas que más sube en los sondeos, se definió como "progresista", en un mitin multitudinario en la ciudad de Lyon ante más de 16.000 personas. Hoy en la misma ciudad, la derecha nacionalista de Marine Le Pen cerrará su congreso partidario. Ambos, Le Pen y Macron, parecen en estos momentos destinados a dirimir la presidencia de Francia en las presidenciales de abril próximo.

"No les digo que la izquierda y la derecha ya no signifiquen nada. Pero en los momentos históricos, ¿estas divisiones son insuperables?", dijo el candidato de 39 años, que fue ministro de Economía del socialista François Hollande, el presidente saliente que no compite por su reelección. "Me reconozco en el término progresista, quiero ser un europeo generoso e innovador", dijo Macron, quien también trabajó en la banca privada.

Por falta de espacio, la mitad de los asistentes tuvo que quedarse fuera del recinto donde habló el joven candidato. También pidió que Francia se convierta en "tierra de innovación", facilitando el trabajo y poniendo de nuevo en el centro de la vida política la divisa "Libertad, igualdad, fraternidad". El mitin de Lyon supone un punto de inflexión de la campaña de Macron a menos de tres meses de la primera vuelta de las presidenciales, el 23 de abril, según comentó Richard Ferrand, secretario general de "En marche", el movimiento fundado por Macron en abril de 2016 y que dice no ser ni de derecha ni de izquierda. Con la crisis del candidato centrista Francois Fillon por una serie de escándalos familiares, Macron subió en los sondeos y se ubica en segundo lugar, sólo por detrás de Marine Le Pen.

"Es el único candidato que dice que mañana no será peor que hoy y que los cambios a los que nos enfrentamos no son sinónimo de desilusión", afirmó entusiasmado Guy Tremblay, de 49 años, uno de los asistentes al mitin. Macron fue uno de los protegidos de Hollande hasta que dimitió como ministro en agosto de 2016 y decidió presentarse a la consulta presisencial. Sus críticos señalan su falta de un programa, aunque su movimiento asegura que todavía lo está elaborando y que la semana que viene explicará sus propuestas económicas.

El FN se lanza

A la vez, el partido populista de derecha Frente Nacional (FN) reiteró su promesa de consultar a los franceses en referéndum sobre seguir o abandonar la Unión Europea (UE)si gana las próximas elecciones presidenciales. La promesa es una de las principales propuestas presentadas por el partido al inicio de su congreso de dos días en Lyon. Además, Le Pen y la plana mayor del FN plantean en el congreso su modelo nacionalista y cerrado de nación: una nación "hecha en Francia", que controle sus fronteras, retorne a su propia moneda, su propia defensa y una identidad no alterada por los inmigrantes y la globalización.

La líder del partido,Marine Le Pen, dará su discurso ante sus seguidores hoy por la tarde y lanzará en el congreso su campaña para llegar a la presidencia. Le Pen ya abogó por un "Frexit", una salida de Francia de la UE, en referencia al término que acuñó Reino Unido para hacerlo ("Brexit").

El Frente Nacional también cuestiona la pertenencia de Francia a la Otán, según se desprende del programa presentado para la campaña difundido ayer en Lyon. Al mismo tiempo el FN se propone invertir más dinero en defensa y reintroducir el servicio militar obligatorio. El jefe de campaña, David Rachline, habló de "144 compromisos para devolver el orden a Francia", entre ellos el refuerzo de las fuerzas de seguridad, la retirada del país de la zona Schengen -de libre circulación sin controles fronterizos- y la reintroducción de una divisa francesa.

Asimismo el Frente Nacional rechaza acuerdos internacionales de libre comercio como el Ceta o el TTIP. Reclama en cambio un "proteccionismo inteligente" y quiere respaldar a campesinos y pescadores franceses. Además busca no subir el impuesto al valor agregado y reducir el impuesto a los ingresos.

Comentarios