El Mundo
Viernes 06 de Octubre de 2017

La separación de Cataluña se topa con el miedo de las grandes empresas

El banco Sabadell traslada su sede social a Alicante, y Caixa iría a Palma de Mallorca. El gobierno de Rajoy facilitará las salidas mediante un decreto

La incertidumbre política sobre el futuro de las intenciones independentistas de Cataluña ya comenzó a extenderse a la economía, provocando la caída de los mercados bursátiles y haciendo que grandes bancos y empresas catalanas consideren mudarse a otros lugares de España. El banco Sabadell, el cuarto más grande de España por activos, decidió ayer sacar su sede social de Cataluña y trasladarla a Alicante, este del país, debido a las turbulencias derivadas del desafío separatista en la región. La decisión fue adoptada ayer durante una reunión extraordinaria del consejo de administración y podría hacerse efectiva en cuestión de horas, según confirmó la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un comunicado. El traslado se refiere a la sede social situada hasta ahora en la ciudad de Sabadell, donde se celebra por ejemplo la junta de accionistas, pero no a la sede fiscal, donde el banco paga impuestos. Los servicios centrales del instituto continuarán en Barcelona.

Sin embargo, la medida tiene un fuerte carácter simbólico y busca aportar tranquilidad ante el plan secesionista en Cataluña, un gesto que ya analizan otros bancos. Las noticias hicieron que las acciones del banco, que cayeron casi 10 por ciento en los últimos días, avanzaran 4 por ciento en las operaciones del jueves. Sabadell es el segundo banco más grande de Cataluña. Este cambio de domicilio social garantizará que la entidad siga estando bajo el paraguas regulatorio del Banco Central Europeo (BCE) en un hipotético caso de secesión, lo que garantiza los intereses de accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario. Este traslado supondrá también que el pago de impuestos de la sociedad se lleve a cabo en la ciudad que albergue la nueva sede del banco, en este caso Alicante, que está en la Comunidad Valenciana, región limítrofe a Cataluña. El miércoles, las acciones españolas sufrieron su caída más grande desde el referéndum del Brexit en el Reino Unido el año pasado.

Alivio en los mercados

No obstante la Bolsa de Madrid cerró ayer con su segunda mayor suba del año luego de que el quinto banco de España decidiera abandonar Cataluña y de que el gobierno español dejara trascender que aprobará en breve un decreto para facilitar la salida de empresas de la región ante el temor a que declare su independencia. El gobierno de Cataluña respondió a los planes de Madrid acusando al Ejecutivo central del presidente Mariano Rajoy de querer "castigar a la economía catalana", aunque afirmó que no cree que haya un éxodo masivo de compañías y destacó los buenos indicadores económicos de la región.

La Bolsa madrileña, principal mercado de valores español, cerró con un alza del 2,51 por ciento, la segunda mayor del año, tras la decisión del Sabadell, cuyas acciones subieron seis puntos porcentuales, y ante la posibilidad de que el tercer banco español y el mayor de los catalanes, CaixaBank, también abandone Cataluña en dirección a Palma de Mallorca. A diferencia del Sabadell, los estatutos de CaixaBank no permiten el cambio de sede con un mero acuerdo del consejo de administración, sino que requieren la aprobación de los accionistas, por lo que el gobierno anunciaría, previsiblemente hoy, un decreto que cambia el marco normativo para facilitar estos traslados. Según informó la prensa española, que citó a fuentes del Ejecutivo, el decreto está confeccionado a medida para CaixaBank —cuyas acciones subieron ayer casi 5 por ciento— ya que permitiría a la entidad catalana llevar su sede social fuera de Cataluña sin necesidad de convocar una junta de accionistas.

Efecto en cadena

Apenas trascendió la información de que el gobierno aprobará el decreto, el consejo de administración de CaixaBank anunció una reunión para hoy, y El País y otros diarios españoles afirmaron que en la sesión ratificará un cambio de sede social. De esta forma, el mayor banco de Cataluña quiere acabar con la inquietud generada entre su clientela por las consecuencias que podría tener una declaración unilateral de independencia y pretende frenar la salida de depósitos hacia la competencia. Además del Sabadell, otras empresas anunciaron ya el cambio de domicilio social fuera de Cataluña, como, por ejemplo, la biotecnológica Oryzon, la teleoperadora Eurona o el grupo odontológico Proclinic Expert, que se trasladan a Madrid.

Sedición

La Justicia española abrió una causa contra el jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, por no haber actuado contra los independentistas que resistieron al intento de la Guardia Civil de impedir el referéndum. La misma acusación pesa contra referentes de varias organizaciones catalanas.

Comentarios