El Mundo
Jueves 11 de Mayo de 2017

La represión en Venezuela ya causó 43 muertos

Un joven de 27 años murió en choques con las fuerzas de seguridad en el este de Caracas.

Un joven de 27 años murió en choques con las fuerzas de seguridad en el este de Caracas, cuando una bomba lacrimógena le pegó en el pecho, informaron el Ministerio Público (MP) y los diputados opositores Juan Requesens y José Manuel Olivares. El uso de las bombas de gas como proyectiles es ilegal, pero se ha generalizado junto con la represión que imponen en las calles de Venezuela militares y policías del gobierno chavista.

Con la muerte de Miguel Castillo, de 27 años, la cantidad de fallecidos en la ola de protestas populares desde su inicio llegó a 43, dado que horas antes se había registrado el deceso de un manifestante herido el lunes último. "#AHORA Murió joven Miguel Castillo (27) durante manifestación en Las Mercedes. Fiscalías investigarán el hecho", señaló el Ministerio Público en Twitter. Esta actitud del Ministerio Público marca una distancia respecto de las demás instituciones, férreamente controladas por el régimen. Efectivos de las fuerzas de seguridad de Venezuela dispersaron una manifestación con miles de opositores que la principal autopista de Caracas que pretendía llegar a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en el centro de la capital. En la manifestación, algunos diputados como Requesens, Juan Andrés Mejía y el dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, difundieron vídeos a través de la redes sociales en los que mostraban una "salvaje represión". En cualquier caso, es evidente que la represión excede lo reglamentario y no sería aceptable en una democracia promedio o normal.

La Fiscalía informó del fallecimiento de Anderson Dugarte, un taxista de 32 años que resultó herido en la cabeza por arma de fuego el lunes en una manifestación en el interior. Las manifestaciones en Venezuela han dejado cientos de heridos y casi 2.000 detenidos. Al menos 251 arrestados están sometidos al fuero militar, algo que juristas independientes consideran aberrante y está ciertamente vetado por la Constitución.

Comentarios