El Mundo
Martes 24 de Enero de 2017

La oposición volvió a marchar por las calles de ocho ciudades de Venezuela

Aunque en número menor al año pasado por un enorme dispositivo policial, los venezolanos reclamaron que se abran las urnas cuanto antes

Varios miles de opositores marcharon en Caracas y otras siete ciudades del país para presionar la realización de elecciones regionales y lograr una salida a la severa crisis en la que está sumido el país. La concurrencia estuvo muy limitada por un enorme operativo policial del gobierno, que bloqueaba las vías de Caracas para los manifestantes. También se cerró el metro de la ciudad para evitar que fuera utilizada por los manifestantes. Venezuela sufre la mayor inflación del mundo, que se estima crecerá este año por encima del 1600 por ciento.

Bajo la consigna "elecciones ya'' varios miles de opositores, portando banderas venezolanas y de diferentes partidos, marcharon por algunas calles del Este y Oeste de la capital. La protesta fue bloqueada en una avenida por centenares de policías con equipos antimotines, quienes formaron un cordón humano para impedir el avance de los marchistas hacia la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el centro de la ciudad. Luego de más de una hora de forcejeo con los policías, los opositores se retiraron pacíficamente después que un grupo de dirigentes entregó a uno de los directores del CNE un documento exigiendo un cronograma electoral para este año. El CNE anuló el referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro y postergó de manera insólita para este año las elecciones de gobernadores que debían hacerse en octubre de 2016. Desde que en octubre de 2015 la oposición ganó las elecciones parlamentarias de manera arrasadora, no ha habido más citas electorales en Venezuela. El temor de la oposición es que no las haya por tiempo indeterminado, dada la evidente impopularidad de Maduro y su gobierno chavista.

El líder opositor Henrique Capriles rechazó el despliegue de policías y militares que hubo ayer en Caracas y otras ciudades, y sostuvo que esas acciones revelan el "terror'' que tienen Maduro y su cúpula a que haya elecciones en Venezuela y a que salga el pueblo a la calle.

Aunque la marcha de ayer fue masiva, la asistencia fue mucho menor a la que se hubo en las protestas del año pasado a favor del referendo contra Maduro. El titular de la consultora Datanálisis, Luis Vicente León, atribuyó esto a un problema de "motivación'' y al "miedo'' generado por la mayor represión. La oposición tiene el "inmenso reto'' de reconstruir la participación para la defensa de los derechos políticos. León dijo que ocho de cada diez venezolanos quiere un cambio político, pero sostuvo que "la mayoría no tiene ni idea de qué hacer para lograrlo''. El régimen ha ido cerrando los caminos normales que otorga la democracia, en especial los que se vinculan con el voto popular, consciente de que perdería cualquier llamado a las urnas.

Comentarios