El Mundo
Sábado 29 de Julio de 2017

La oposición venezolana resiste en las calles contra la Constituyente de Maduro

Prosiguieron las protestas en distintas ciudades del país pese a la prohibición oficial de movilizarse. Destituyen y encarcelan a un alcalde.

Venezuela vivió ayer la primera de las dos jornadas de veda previa a la elección de constituyentes de mañana, en coincidencia con las protestas generalizadas de la oposición, que ayer bloqueó calles y ocupó plazas pese a la prohibición del gobierno de hacer manifestaciones, y en medio de nuevos actos de represión de las fuerzas de seguridad , el arresto de un alcalde y de una nueva advertencia de la Iglesia, que rechazó los comicios. Pese a que los actos partidarios están prohibidos antes de la compulsa, el gobierno y los simpatizantes del fallecido presidente Hugo Chávez aprovecharon la fecha en que hubiera cumplido años el mandatario para, en un encuentro por la televisión estatal, reivindicar la gestión del Ejecutivo.

El presidente Nicolás Maduro encabezó estas celebraciones desde Caracas, donde entregó la casa 1.700.000 de la llamada Misión Vivienda, un programa gubernamental creado por Chávez. "Tus hijos celebramos tus 63 años de vida, luchando por la Patria de Bolívar que nos enseñaste a amar", escribió Maduro en su cuenta de Twitter. Para que no queden dudas de la apuesta del oficialismo por las elecciones, Maduro también tuiteó: "Este domingo 30 de julio a las 5 de la mañana, al toque de la Diana Carabobo ¡Todo el pueblo a salir a votar por la Constituyente de la Paz!". El mandatario chavista fue luego más allá e invitó a los dirigentes opositores a rendirse: "Están derrotados, ríndanse señores de la MUD; están derrotados y el pueblo les va a dar una lección y un castigo. El pueblo los va a castigar con su voto, para que aprendan, para que se pongan serios", dijo el mandatario.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cambió ayer la llamada "toma de Caracas" por la "toma de Venezuela". El cambio de lema en la marcha fue después de que el Ejecutivo prohibiera las protestas que pudieran "entorpecer" la elección de asambleístas.

Pese a la prohibición y la respuesta, Maduro dio un último plazo a los opositores para sentarse con su gobierno en una mesa de diálogo antes de que se concrete la elección de los nuevos constituyentes, porque de lo contrario, dijo, convocaría a un diálogo nacional "obligatorio".

Como resultado del paro de dos días 8 personas murieron, los últimos de ellos un policía herido el jueves en el estado de Mérida, y otros dos hombres en Anzoátegui y Lara. La cifra de víctimas llegó ya a 108, aunque algunos medios la elevan a 115. Mientras, el número de detenciones de opositores en protestas y allanamientos subió a un promedio de 40 detenciones diarias en los 119 días de protestas, iniciadas en abril.

El Poder Electoral y las fuerzas de seguridad implementaron un plan de seguridad especial para la contienda que se desarrollará en medio del clima de agitación, y con la amenaza de boicot contra los centros de votación. Para ello se permitió que los electores puedan participar en cualquier centro de votación sin que importe si están registrados en esa escuela, y se extendieron los perímetros de seguridad.

A las quejas de la MUD se sumó ayer Amnistía Internacional (AI), que denunció que la prohibición del gobierno de las protestas opositoras durante este fin de semana propicia más "violaciones masivas a los derechos humanos". A su turno, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) reiteró en un comunicado su rechazo a los comicios para escoger una Asamblea Constituyente, porque, aseguró, la iniciativa solo "empeorará la profunda crisis política" del país. "(La Constituyente) será un instrumento parcializado y sesgado que no resolverá sino agravará los agudos problemas del alto costo de la vida, la escasez de alimentos y medicamentos que sufre el pueblo, y ahondará y empeorará la profunda crisis política que padecemos", señaló la CEV en el texto.

En tanto, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela cesó ayer en sus funciones y condenó a 15 meses de cárcel al alcalde opositor Alfredo Ramos, a quien declaró en desacato por no impedir las protestas opositoras en su municipio. A la vez, el TSJ inhabilitó a Ramos para ejercer cargos públicos, lo retiró del ejercicio en su cargo y ordenó que sea enviado alas celdas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en Caracas, hasta que un juez determine el lugar de reclusión definitivo.

Ramos es alcalde de Barquisimeto, en la región occidental de Lara, y recibió una orden del TSJ para que impidiera las protestas y los bloqueos de vías en su municipio. Al no recibir acatamiento al recurso, el TSJ lo declaró en desacato. Ramos es el segundo alcalde que es sancionado, después que el opositor Gustavo Marcano, del municipio Lecherías, en el Estado oriental de Anzoátegui, fuera destituido y se ordenara su detención.


Apoyo de EEUU

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, habló ayer por teléfono con el líder opositor venezolano Leopoldo López, al que le expresó personalmente que si Nicolas Maduro celebra mañana la elección de la Asamblea Constituyente, su país responderá inmediatamente con acciones económicas "fuertes".

Comentarios