El Mundo
Miércoles 26 de Julio de 2017

La OEA contrató a Moreno Ocampo para llevar al chavismo a La Haya

Luis Almagro convocó al ex fiscal de la CPI para estudiar el caso y dictaminar si hay delitos de lesa humanidad en la represión en Venezuela

La OEA contrató al abogado argentino Luis Moreno Ocampo para estudiar una demanda ante los tribunales de La Haya por delitos de lesa humanidad contra el régimen venezolano.A la vez, se supo que dos de los 33 magistrados que nombró la semana pasada la Asamblea Naciona fueron detenidos por la policía política, sumándose a un tercero que había sido detenido el sábado. El país atraviesa días de extrema tensión: el domingo se votará la cuestionada asamblea constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro. En su repudio, la oposición hará hoy y mañana un paro nacional de actividades. Se temen nuevos choques callejeros, mientras los muertos por la represión ya superan los 100 desde el inicio de las protestas en abril pasado.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) designó al ex fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), el argentino Luis Moreno Ocampo, como asesor especial en crímenes de lesa humanidad, para analizar si el gobierno de Venezuela ha incurrido en esa clase de delitos. "La escalada de violaciones a los derechos humanos en Venezuela y el ataque sistemático contra la población civil incluye asesinatos, encarcelación y tortura, y es evidente a los ojos de la comunidad internacional que estamos en presencia de crímenes de lesa humanidad. Venezuela ratificó el Estatuto de Roma en junio de 2000, y por tanto la CPI tiene jurisdicción sobre lo que allí ocurre. Es nuestra obligación explorar la posibilidad de que los responsables de estas atrocidades puedan ser juzgados por la CPI", expresó Almagro tras la designación. El Estatuto de Roma es un tratado internacional que tiene carácter obligatorio para los firmantes.

Por su parte, Moreno Ocampo aseguró que la OEA puede evitar la impunidad en Venezuela. Resaltó la importancia de que representantes permanentes de este organismo integren un grupo de trabajo que reciba a víctimas e información sobre los crímenes. "Tenemos que identificar quiénes son los máximos responsables de los crímenes. Venezuela tiene la prioridad para investigar esos crímenes y es imprescindible consultar a sus autoridades sobre los esfuerzos realizados para hacer justicia. Si se confirman los crímenes y no hay esfuerzos genuinos para investigarlos, la OEA puede enviar su información a la Fiscalía de la CPI. Basta que uno de los 28 Estados que son miembros de la OEA y de la Corte refiera la situación de Venezuela para que se facilite la apertura de una investigación", detalló quien fuera fiscal de la CPI. En tal carácter, Moreno Ocampo logró el procesamiento del presidente sirio Bashar Assad por genocidio y del ex dictador libio Muammar Khadaffy por crímenes de lesa humanidad por ordenar masacres de manifestantes.

Jueces detenidos

Mientras la comunidad internacional suma presión y cierra el espacio de movimiento del régimen chavista, este ajusta aún más la represión interna. Ayer, los magistrados Jesús Rojas Torres y Zuleima González, nombrados la semana pasada por la Asamblea Nacional, fueron apresados por el temido Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), indicó el Legislativo venezolano. Las detenciones de los dos juristas se dan tres días después del arresto del magistrado Angel Zerpa, quien también fue nombrado la semana pasada por el Congreso.

El director de la organización humanitaria Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, confirmó que un tribunal militar ratificó la detención de Zerpa. El jurista fue imputado del delito de "traición a la patria" y trasladado a una de las sedes de la policía política, donde permanecerá detenido mientras se le sigue juicio. Zerpa hizo saber que inició una huelga de hambre en protesta por su detención, que se hizo sin orden judicial. Las detenciones de los 33 magistrados fueron anunciadas por el presidente Nicolás Maduro, quien dijo que "uno a uno" irían presos en una cadena de radio y televisión.

La mayoría opositora de la Asamblea Nacional nombró el 21 de julio a 13 magistrados y 20 suplentes del máximo tribunal en un abierto desafío al Tribunal Supremo chavista.

Por otro lado, hoy y mañana se hará una huelga general contra la constituyente de Maduro. La huelga cuenta con el acuerdo entre patrones privados y los gremios que no controla el chavismo. Exigir a Maduro que retire la constituyente. El último en sumarse ha sido la principal central patronal, Fedecámaras.

Luis Moreno Ocampo concedió una entrevista a la agencia de noticias DPA. El jurista argentino destacó su imparcialidad, y apuntó que la OEA puede sentar con Venezuela un precedente en el manejo de conflictos a escala regional.

—¿Cuáles son su expectativas?

EM_DASHComo fiscal de la CPI siempre extrañé una relación diferente con los organismos internacionales. La posibilidad que me da Almagro de ayudarlos a armar una conexión legal y razonable entre la función de la OEA, que es prevenir y controlar, y cómo eso puede incidir en un caso de la Corte es muy interesante.

—¿Ve usted indicios de lesa humanidad en Venezuela?

EM_DASHYo tengo que asegurar imparcialidad, ayudar en la OEA a dar el espacio institucional para que los que sienten afectados sus derechos EM_DASHlas víctimas venezolanas y también el gobiernoEM_DASH puedan presentar su información de forma objetiva y clara y que de ese modo se pueda transformar una discusión compleja en una discusión clara. Es fundamental entender que los crímenes de lesa humanidad están afuera de la agenda política. Nadie puede aceptar que por razones políticas se pueden cometer crímenes de lesa humanidad.

—¿Se puede comparar este caso con alguno?

EM_DASHLa ONU arma comisiones de investigación. La Liga Arabe armó una investigación sobre el caso palestino-israelí. Pero eran los expertos los que iban a buscar la información. Lo nuevo ahora es que llamamos a las personas que tienen la información a que vengan a la OEA. Eso no se hizo nunca.

—Usted ha hablado de institucionalizar este proceso.

EM_DASHSería importante que con la experiencia se arme un protocolo de acción por si hay otro caso futuro. Y que sea una forma en que la OEA marque un camino a la Unión Africana, la Liga Arabe e incluso a la Unión Europea. Que la región marque el liderazgo me parece muy importante.

—¿Ejerce la OEA el liderazgo en la crisis venezolana?

EM_DASHLa OEA y su secretario general están muy activos. Pero el caso no acaba de resolverse y la OEA tiene que refinar su repertorio de acciones. Ahora se va a tomar en cuenta y a usar la legislación internacional del siglo XXI. Es innovador.

—¿Cuál es su análisis de la situación en Venezuela?

EM_DASHEl conflicto es muy serio y es muy importante que encontremos salidas institucionales. Creo que la OEA es el ámbito internacional para eso. Podemos debatir si lo que ocurre en Venezuela son crímenes de lesa humanidad o no pero lo que no podemos debatir es si es aceptable que en las Américas alguien cometa crímenes de lesa humanidad para hacer política.

Comentarios