El Mundo
Viernes 10 de Febrero de 2017

La Justicia de EEUU ratificó la suspensión del decreto de Trump

Una Cámara de Apelaciones confirmó un fallo de primera instancia y la medida contra los inmigrantes y refugiados seguirá sin aplicarse.

Tal como se preveía, la Cámara de Apelaciones de San Francisco falló contra el decreto de Donald Trump contra la inmigración y mantuvo la suspensión que había ordenado un juez federal. La decisión de la sala fue unánime. La reacción de Trump no se hizo esperar y llegó, como yha es habitual, por Twtitter: "Nos vemos enla Corte. La seguridad de la nación está en juego!", disparó el presidente republicano. Apelar a la Corte Suprema es ahora la única opción que le queda a la nueva administración, pero el pronóstico del recurso es como mínimo reservado. Desde que el 27 de enero Trump firmó su polémico decreto para frenar el ingreso de todos los refugiados y de ciudadanos de 7 naciones musulmanas, aún de aquellos que tienen residencia permanente en EEUU, provocó una verdadera convulsión nacional.

El fallo no analiza la constitucionalidad del decreto. "Mantenemos que el gobierno no mostró probabilidad de éxito en los méritos de su apelación, ni mostró que el fracaso del recurso pueda causar un daño irreparable, por lo tanto se niega la moción de emergencia", dice la sentencia. El polémico decreto migratorio de Trump, que entró en vigencia el 27 de enero, una semana después de tomar juramento, prohíbe el ingreso por 90 días de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, y de refugiados por 120 días (para los sirios la medida es indefinida). La medida fue duramente criticada por abogados y ONGs y llevó a protestas en los aeropuertos, donde viajeros eran detenidos y deportados pese a tener su documentación en regla. "El gobierno no ofreció ninguna prueba de que un extranjero de alguno de los países mencionados en la orden haya perpetrado un ataque terrorista en Estados Unidos", subrayó la sentencia. "Cuando la orden ejecutiva entró en vigencia, los Estados sostuvieron que las prohibiciones de viaje perjudicaron a los empleados universitarios y estudiantes de las universidades, separaron familias y dejaron a los residentes de estos Estados (varados) en el extranjero. Estas son lesiones importantes e incluso daños irreparables", añadieron los tres jueces de la sala de apelaciones.

En medio de un caos generalizado en los aeropuertos, con miles de personas afectadas, el decreto de Trump fue suspendido el pasado viernes 3 de febrero por el juez federal James Robart, de la ciudad de Seattle, estado de Washington. La suspensión es temporal y válida para todo el país. Dos días después, el domingo 5 de febrero, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de San Francisco (nombre completo de la Cámara de Apelaciones) rechazó un reclamo de emergencia del gobierno para restablecer la prohibición. El martes, la Cámara escuchó los argumentos de las dos partes, pero no tomó ninguna decisión de fondo. Hasta anoche, cuando rechazó el decreto ratificando la suspensión del juez de primera instancia, aunque sin pronunciarse sobre la constitucionalidad.

A lo largo del fin de semana, Trump ya había "disparado" varios tuits de altísimo voltaje contra el juez Robart, al que incluso llamó "supuesto juez". Robart es juez federal, y fue nominado por el presidente republicano George W. Bush. Estos y otros tuits de Trump muy ofensivos contra la Justicia federal causaron enorme malestar en esta poderosa rama del sistema institucional estadounidense. Al punto que el miércoles el propio nominado por Trump para cubrir un cargo vacante en la Corte Suprema, el juez Neil Gorsuch, dijo que los ataques de Trump a la Justicia eran "desmoralizantes" y "desalentadores" y erosionaban la independencia de los jueces federales.

Mientras estuvo vigente, entre el 27 de enero y el 3 de febrero, más de 100.000 visas fueron revocadas, según calculó un abogado del gobierno. El decreto de Trump impedía la entrada a EEUU de ciudadanos de IraK, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen por 90 días, aún en los casos en que tuvieran residencia permanente en EEUU ("tarjeta verde"). Además prohibía por 120 días la entrada de todos los refugiados y de manera indefinida la de refugiados sirios.

Tras conocerse anoche la noticia, Trump no tardó en tuiteó, todo en mayúsculas: "Nos vemos en la Corte. La seguridad de nuestra nación está en juego!".

El mensaje tenía anoche 26 mil reenvíos o retuits.

Comentarios