El Mundo
Martes 18 de Abril de 2017

La Justicia de EEUU impuso a Odebrecht una multa de u$s 2.600 millones

La histórica sanción es mucho menor a los 4.500 millones que pedía el fiscal. El dueño de la firma confesó detalles del pago de coimas

Un juez de Nueva York impuso a la constructora brasileña Odebrecht 2.600 millones de dólares de multa por la trama de sobornos millonarios que golpea a la clase política de Brasil y de medio continente. El juez Raymond Dearie, del distrito Este de Nueva York, emitió la sentencia del caso después de que el gobierno estadounidense aceptara la semana pasada la petición de la empresa para rebajar una multa que la fiscalía había solicitado inicialmente, que tenía un monto de casi el doble de la cifra ayer fijada.

Odebrecht, la mayor constructor de América latina, se declaró en diciembre culpable de la creación de un sistema de sobornos millonarios, que funcionó en parte con base en Estados Unidos, para conseguir contratos de obra pública en una docena de países. Argentina está entre ellos. De los 4.500 millones de dólares que reclamó la fiscalía como multa para la compañía brasileña, esta alegó que solo podía hacer frente a 2.600, que es la cantidad finalmente impuesta tras haberse comprobado la alegación de Odebrecht.

El juez Dearie ordenó hoy que 2.391 millones de la multa sean para Brasil, 116 para Suiza y 93 para Estados Unidos. Odebrecht está obligada a pagar a las autoridades norteamericanas antes del 30 de junio. A Brasil deberá pagarle al menos esa cantidad antes del fin de 2021. El magistrado ordenó también la creación de un supervisor contable independiente, tal y como pidió la fiscalía.

La Justicia estadounidense acusó a Odebrecht de haber pagado cerca de 780 millones de dólares en sobornos a funcionarios de 12 países, la mayoría latinoamericanos. Algunos de esos sobornos se movieron a través de bancos estadounidenses, de ahí que la Justicia de EEUU tenga actuación en el caso, así como muchas otras de América latina, además de la brasileña.

El presidente de Brasil, Michel Temer ha sido mencionado en varias denuncias vinculadas con Odebrecht, aunque no está siendo investigado. Sí lo están ocho de sus ministros. También los ex presidentes que lo precedieron, Dilma Rousseff y Lula da Silva, y los tres antecesores. Marcelo Odebrecht, titular de la gigante constructora, está detenido desde 2015 y con una sentencia de 19 años de prisión. Gracias a sus delaciones ante el juez del caso lograría la prisión domiciliaria dentro de este año. Un beneficio, la "delación premiada", fundamental para hacer avanzar el caso Lava Jato, sobre las coimas en la petrolera estatal Petrobras, y que tiene a Odebrecht como principal beneficiaria, pero por cierto no la única. Otras gigantes de la construcción, como Andrade Gutierres y Camargo Correa, también cayeron en el Lava Jato y tienen a directivos detenidos. El caso afecta además a varios ex mandatarios sudamericanos.

Lamento

La "oficina de sobornos" que había montado Odebrecht fue blanco de robo de dinero, porque cada ejecutivo que debía pagar una coima a funcionarios, parlamentarios y políticos se quedaba con un porcentaje del soborno. Se abusaban porque lógicamente eran valores que no estaban declarados ni auditados. Lo dijo, en tono de lamento, el detenido Marcelo Odebrecht, dueño y heredero de la empresa constructora, de la cual 77 ejecutivos decidieron contar los ilícitos cometidos ante los fiscales de la Operación Lava Jato a cambio de beneficios. El mismo Odebrecht hizo el trato de "delación premiada", como se llama en Brasil a este mecanismo legal. "Descubrimos robos internos en el sector de ‘Operaciones Estructuradas', que era el departamento de sobornos. Las personas que hacían el desvío de dinero interno se beneficiaban de que no había controles", dice en un tramo de su extensa declaración Marcelo Odebrecht, condenado a 19 años de prisión.

El sector "Operaciones Estructuradas", según Odebrecht, fue montado como respuesta a la necesidad continua de hacer pagos ilícitos en el exterior. Entre los gastos que tuvo Odebrecht figuran el pago de rescates de funcionarios secuestrados en Colombia y Perú, el pago a los parapoliciales en favelas de Río de Janeiro y el traslado del cuerpo de un ingeniero que había sido secuestrado y asesinado en Irak, según reveló el responsable directo de este sector, Hilberto Mascarenas. Dijo que en ocho años se pagaron en cuentas en el exterior y en dinero en efectivo en Brasil unos 3.300 millones de dólares. Odebrecht respondió que esta oficina de sobornos fue montada con dinero de las ganancias de la empresa a nivel mundial, sin vincularlo a ventajas en proyectos específicos. La oficina del soborno fue descubierta por los fiscales de Lava Jato en una planilla en la casa de Mascarenas, que reveló que arrojó al mar, en Miami, una computadora con todos los datos que tenía sobre los pagos ilegales.

Comentarios