El Mundo
Viernes 21 de Julio de 2017

La Justicia brasileña citó a Lula da Silva a una nueva indagatoria

El ex presidente deberá comparecer el 13 de septiembre ante el juez Moro, que le incautó 2,8 millones de dólares en fondos de pensión

El juez a cargo de la causa Lava Jato en Brasil, Sérgio Moro, citó al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva para el 13 de septiembre a una nueva indagatoria por otro juicio en el que se lo acusa de corrupción, en tanto fueron incautados 2,8 millones de dólares en fondos de pensión del ex presidente. Lula debe comparecer ante el tribunal de Moro en Curitiba, sur de Brasil, para responder la acusación de que aceptó de la constructora Odebrecht un terreno que debía servir para la futura sede del Instituto Lula en San Pablo, a cambio de favorecer a la empresa en sus negocios con el Estado. Moro ya condenó la semana pasada a Lula a nueve años y medio de cárcel en primera instancia por otro juicio de Lava Jato, sentencia que, de ser confirmada por un tribunal de apelación, lo inhabilitaría como candidato presidencial. Se espera que el proceso tarde varios meses. El ex presidente (2003-2010), considerado el político más influyente de Brasil en las dos últimas décadas, tiene cinco juicios abiertos por Lava Jato, entre acusaciones por corrupción, lavado de activos y obstrucción a la Justicia.

Cuentas

En tanto, Moro ordenó ayer la incautación de 2,8 millones de dólares en fondos de pensión del ex presidente en relación con su condena por corrupción. Los fondos estaban en una de las cuentas individuales de Lula y en otra vinculada con su compañía LILS, que administra activos de las conferencias que imparte, de acuerdo con el fallo publicado por la oficina del juez federal. Ninguno de los fondos de pensión de Lula puede ser usado hasta que se emita un fallo final en su proceso. El miércoles, el Banco Central de Brasil congeló cuatro de las cuentas bancarias de Lula que sumaban más de 190.000 dólares. Moro también le prohibió al ex mandatario utilizar tres departamentos, un terreno y dos autos vinculados a él.

Con la incautación de los fondos de pensión, los activos de Lula congelados por Moro equivalen a casi 10 millones de reales brasileños (tres millones de dólares). Esa es la cifra solicitada por el juez en el fallo del miércoles "para la reparación de los daños" por los delitos cometidos. La semana pasada, el juez también incautó un departamento a la orilla del mar en la ciudad de Guaruja, en el Estado de San Pablo, que es un elemento central del caso de corrupción y lavado de dinero contra Lula. La vivienda está valuada en aproximadamente 2,2 millones de reales brasileños (700.000 dólares), de acuerdo con los investigadores.

Comentarios