El Mundo
Viernes 12 de Mayo de 2017

La investigación del FBI sobre el "Rusiagate" no permitirá interferencias

El director del FBI prometió a senadores que no permitirá interferencias en la investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones del año pasado.

El director en funciones del FBI, Andrew McCabe, prometió ayer a senadores que no permitirá interferencias en la investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones del año pasado y sus posibles vínculos con el equipo de campaña del presidente Donald Trump. McCabe testificó ante una comisión del Senado en lugar de James Comey, que era el director del FBI y estaba a cargo de la investigación del Rusiagate hasta que el martes fue despedido de manera sorpresiva por Trump, una decisión que provocó una tormenta política en Washington. Legisladores de la oposición demócrata consideraron que la decisión del mandatario de despedir a Comey tuvo que ver con que esa investigación estaba cada vez más cerca de comprometer su presidencia, por lo que insistieron en que se nombre a un fiscal especial independiente para seguir el caso.

Al defender el despido por segunda vez en 24 horas, Trump dijo ayer que habría echado a Comey, al que calificó de "fanfarrón", incluso sin haber recibido una recomendación para hacerlo de parte del Departamento de Justicia, que tanto él como la Casa Blanca invocaron como el motor de la decisión. "Iba a despedir a Comey independientemente de la recomendación. Iba a despedirlo, pero no hay un buen momento para hacerlo, por cierto", dijo Trump. El día de la destitución, Trump dijo en una carta a Comey que lo despedía por recomendación del fiscal general, Jeff Sessions, y de su vice, el fiscal Rod Rosenstein, y lo mismo afirmaron la Casa Blanca y el vicepresidente Mike Pence. Esos comentarios de Trump, aunque no se contradicen abiertamente con esas justificaciones previas, llegan en medio de críticas a las explicaciones de la Casa Blanca

En un audiencia ante la Comisión de Inteligencia del Senado, McCabe rechazó declaraciones de la Casa Blanca sobre por qué Comey fue echado, en particular la afirmación de que había perdido la confianza de los agentes del FBI. "Eso no es correcto. Puedo decirles que el director Comey gozó de un amplio apoyo dentro del FBI y aún lo hace hasta el día de hoy", señaló tras la pregunta de un senador, antes de agregar que trabajar con él fue "el mayor privilegio" de su carrera profesional.

Comentarios