El Mundo
Viernes 04 de Agosto de 2017

La Fiscalía General de Venezuela exige la suspensión de la Constituyente

La cuestionada Asamblea, elegida el domingo en una votación muy dudosa, asumirá hoy con poderes "plenipotenciarios"

La Fiscalía General de Venezuela pidió a un tribunal suspender la instalación de la Asamblea Constituyente a pocas horas de que ese organismo inicie sus actividades. El gobierno de Nicolás Maduro respondió con amenazas contra la fiscal general, Luisa Ortega Díaz. Esta cree que en las cuestionadas elecciones para la Constituyente del pasado domingo hubo graves irregularidades y que tal vez "ni siquiera participó el 15 por ciento de los electores", lo que indicaría un fraude monumental de parte del gobierno chavista.

Dos fiscales solicitaron ante un tribunal de Caracas la suspensión de la puesta en marcha de la Constituyente prevista para hoy por la "presunta comisión de delitos durante el proceso electoral" de sus delegados, indicó el Ministerio Público en Twitter. La ola de sospechas sobre la validez del proceso electoral del pasado domingo se multiplicó cuando el miércoles la empresa a cargo de las máquinas de votación usadas en Venezuela señaló que había una diferencia de al menos un millón de votos entre lo anunciado por el gobierno la medianoche del domingo y sus registros. Para la oposición la diferencia fue mucho mayor aún. El gobierno insiste en que votaron algo más de 8 millones de personas, un 41 por ciento del padrón.

El recurso judicial se produjo horas después de que la fiscal general Luisa Ortega Díaz anunciara que había abierto una averiguación a cuatro de los cinco directores del Consejo Nacional Electoral (CNE) tras la denuncia de la empresa de tecnología informática Smartmatic sobre la manipulación de los resultados de los comicios. Ortega Díaz dijo en una entrevista con la CNN en Español que es probable que en las elecciones del 30 de julio "ni siquiera haya participado el 15 por ciento de los electores". "Pudiéramos estar en presencia de un delito de lesa humanidad", afirmó la alta funcionaria que por años estuvo vinculada al oficialismo y que desde la ola de protestas duramente reprimidas iniciada en abril está enfrentada.

El miércoles el director de Smartmatic informó desde Londres que había una discrepancia de un millón de votos en las cifras de participación. Al rechazar esa afirmación el presidente Nicolás Maduro aseguró que el directivo de la firma trató de "manchar el proceso" debido a las "presiones" que habría según él recibido sobre el cierre de las cuentas bancarias de la compañía en Estados Unidos.La presidenta del muy cuestionado CNE, Tibisay Lucena, también objetó la declaración de la compañía que provee todo el equipamiento para el voto informatizado en Venezuela desde 2004 y dijo que Smartmatic participó en todas las auditorías del proceso.

El CNE informó sobre la medianoche del domingo que algo más de ocho millones de personas participaron en la elección, lo que implica al 41,5 por ciento del padrón nacional. La oposición sostiene que solo votaron unas 3,5 millones sobre un padrón total de 19 millones. Maduro festejó esa noche y se congratuló de "la mayor votación en la historia de la revolución bolivariana". Según esos números, dado que no había listas opositoras, el chavismo logró más votos que el propio Hugo Chávez en 2012. Algo que suena muy improbable, dada la enorme impopularidad de la figura de Maduro y del chavismo en general, que está por debajo del 20 por ciento de los apoyos en todos los sondeos.

El gobierno avanza en la reforma de la Carta Magna en medio de la tensión política desatada por la aguda crisis económica y la ola de protestas, que se han extendido por cuatro meses y que han dejado al menos 121 muertos, casi 2.000 heridos y más de 500 detenidos.

La instalación de la Asamblea Constituyente, programada para hoy en la sede del Poder Legislativo, el único en manos opositoras, ha generado gran tensión y temor a graves incidentes. Maduro adelantó que el nuevo cuerpo tendrá entre sus primeras tareas "tomar el mando" de la Fiscalía General y anular la inmunidad de los diputados. Se da por descontado que los constituyentes electos no tienen autonomía alguna y que acatan las órdenes directas del gobierno chavista de Maduro. En un acto en la sede del gobierno, Maduro dijo que hoy habrá una "gran movilización" oficialista en respaldo a la Constituyente. "Mañana habrá una gran movilización del pueblo para llevar la paz y apoyar la Asamblea Constituyente", afirmó. La oposición también anunció una movilización hasta la Asamblea, en el centro de Caracas, en rechazo a la instalación del organismo. Maduro aseguró que en que en las elecciones del domingo se quedaron sin votar dos millones de venezolanos, impedidos por las "balas" y las barricadas de la oposición.

Poco después de la cuestionada elección, los servicios de inteligencia se llevaron de sus domicilios de manera violenta a los líderes opositores Leopoldo López y el alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma. Ambos gozaban de arresto domiciliario. Después de varias horas desaparecidos, se supo que estaban de vuelta en una cárcel militar.

sin miedo. La fiscal general Luisa Ortega Díaz mantiene su enfrentamiento con el régimen de Maduro.

Ráfaga de sanciones a opositores

La diputada opositora Adriana D'Elia fue inhabilitada por 15 años por supuestas irregularidades en la gobernación del estado de Miranda, donde fue secretaria de gobierno entre 2008 y 2015. El gobernador de ese Estado, Henrique Capriles, fue sancionado con una medida similar en abril. El Tribunal Supremo destituyó y condenó a 15 meses de cárcel al alcalde opositor de Mérida, Carlos García. Es el tercero en un mes en sufrir esa grave sanción.

Comentarios