Donald Trump
Sábado 28 de Enero de 2017

La base electoral de Trump está feliz con sus primeras medidas

Los votantes del republicano, en especial en la zona fronteriza con México, se mostraron muy de acuerdo con el muro anti-imigrantes

El anuncio del presidente de Estados Unidos Donal Trump de que construirá el muro en la frontera con México fue una buena noticia para sus votantes, que dicen estar encantados de que cumpla una de sus principales promesas de campaña.

Trump reiteró el miércoles su promesa de estrechar el control de la frontera y firmó un decreto al respecto. Es algo que toca de cerca a Peggy Davis, que tiene un rancho de ganado cerca de Tombstone, Arizona, unos 40 kilómetros al norte de la frontera. Davis afirma que algunos tramos necesitan con urgencia más barreras, pero que sólo un muro no detendrá los cruces irregulares ni el contrabando de drogas. "Necesitamos desesperadamente agentes de la patrulla fronteriza más cerca de la frontera'', reclamó.

Trump prometió que hará que México pague el muro a lo largo de la frontera de más de 3.100 kilómetros (1.954 millas), y estudia un impuesto sobre las importaciones de México como mecanismo de financiamiento. México ha reiterado que no costeará esas obras.

Las voces críticas en Estados Unidos dicen que el presidente no tiene un plan viable para financiar la construcción del muro. Una tercera parte de la frontera ya tiene alguna clase de barrera, como altas barricadas de acero o cercas de alambre de púas para ganado.

Totalmente a favor

Jerry Blackburn, un funcionario retirado del condado de 67 años de la zona rural de Tazewell, Virginia, votó a Trump y está a favor de sus planes de tomar medidas contra las "ciudades santuario" y frenar la entrada de refugiados en Estados Unidos. Blackburn, que es republicano, dijo que la inmigración ilegal "ha diluido nuestra fuerza de trabajo y es una pesada carga para nuestra gente''. Blackburn señaló que el costo multimillonario del muro "no es un número grande cuando miras las cosas desde una perspectiva global'' y que no le molesta que algunos tramos ya tengan cercas. "No es como si fuéramos a empezar de cero'', dijo. "No es como si estuviéramos construyendo desde el Golfo al océano Pacífico. Sólo vamos a terminar algo que ya se ha empezado''.

Un tema unificante

La inmigración es desde hace tiempo un tema que unifica a los conservadores, especialmente en Estados fronterizos con México, que son los más afectados por el contrabando de personas y drogas. El tema ha motivado a gente de todo el país a votar por los republicanos desde hace años, incluidos inmigrantes como Merces B. Izquierdo, de Miami. Esta vendedora retirada se fue de Cuba hace 50 años y respalda con firmeza las iniciativas fronterizas de Trump. Creo que construir un muro es una idea excelente, perfecta. Tenemos mucho por hacer'', dijo. "Hay tantísima gente que viene de Sudamérica (sic) a destruir nuestro país. Terroristas y delincuentes que quieren hacernos daño''.

Zachery Henry, de 23 años, especialista de relaciones públicas y medios sociales en Houston, no espera que se levante una costosa o gigantesca barrera de concreto, pero dijo que Estados Unidos debe "hacer algo" contra el contrabando de drogas desde México. "Creo que ésa sería mi principal preocupación'', dijo Henry.

En Arizona, los problemas con la inmigración ilegal se han convertido de forma habitual en una cuestión política. El asesinato en 2010 del ranchero fronterizo Robert Krentz —aún sin resolver, pero atribuido a narcotraficantes— ayudó a consolidar el apoyo a la ley estatal conocida como SB1070. Esa emblemática medida migratoria requería a las fuerzas de seguridad que determinaran la situación migratoria de cualquier detenido si había sospechas de que estuviera en el país sin permiso legal.

Traficante por el rancho

Seis años más tarde, Trump apeló de nuevo a esas bases electorales. Davis dijo que en el rancho de su familia el problema persiste. A fines del año pasado, un traficante que manejaba un camión lleno de drogas ingresó a sus tierras cuando era perseguido por agentes de la Patrulla de Fronteras. Finalmente se detuvo y huyó. "Tenemos pruebas de que están de nuevo en nuestra zona'', dijo.

John Barnes, un jubilado de 60 años de Albuquerque, Nuevo México, dijo que por ahora le gusta lo que ve de Trump en lo referente al muro fronterizo y a sus propuestas de mejorar la infraestructura del país. "Creo que tenemos que hacer alg o, aquí en la frontera'', dijo Barnes. Barnes agregó que no le preocupaba mucho el costo del muro porque cree que el gobierno federal ya ha gastado miles de millones de dólares en educación y atención sanitaria para inmigrantes que viven en el país sin permiso de residencia. "Ojalá Obama hubiera empezado esto'', añadió.

con donald. Un grupo de simpatizantes de Trump durante el acto de su asunción el pasado 20 de enero.

Comentarios