El Mundo
Martes 21 de Febrero de 2017

Investigadores culpan a Lula y Dilma de obstrucción a la justicia

La defensa de Lula adujo que el informe policial se basa en análisis políticos realizados de periodistas y que "carece de cualquier fundamento jurídico".

Los ex presidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff fueron responsabilizados por la Policía Federal (PF) por haber obstruido a la Justicia en la operación Lava Jato, en un informe para el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema).
El informe está firmado por el comisario Marlon Oliveira Cajado dos Santos, del Grupo de investigadores de la operación Lava Jato, quien afirma que la designación de Lula como jefe de gabinete de Rousseff el 16 de marzo del año pasado, sólo buscó que el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) escapara de ser investigado. En aquel momento, resultó evidente que la maniobra de nombrar a Lula era para darle fueros privilegiados, que lo quitarían automáticamente de la investigación que lleva adelante el juez Sergio Moro con la Policía Federal. El nombramiento fue fustrado por el ministro del STF Gilmar Mendes. A partir de allí vino la debacle del gobierno de Rousseff, luego destituida por el Parlamento a fines de agosto pasado. Doce días antes de esa frustada designación, Lula fue llevado a declarar ante la PF por la propiedad de un lujoso departamento en el balneario de Guarujá, obtenido presuntamente mediante la red de corrupción del Lava Jato en la estatal Petrobras. "El conjunto probatorio es suficiente", dice el informe del comisario sobre Lula y Rousseff, que además involucra al ex jefe de gabinete Aloizio Mercadante. En caso de que la Corte admita este informe que sostiene que Lula buscó fueros yendo a ser jefe de gabinete de Rousseff, el caso deberá ir al juez Moro, debido a que ninguno de los dos ex presidentes tiene actualmente fueros.
Rousseff también fue investigada por la PF por una denuncia del senador Delcidio Amaral, que la acusó de nombrar un juez de una corte penal para favorecer al heredero preso de Marcelo Odebrecht.
Versión de la defensa
La defensa de Lula adujo que el informe policial se basa en análisis políticos realizados de periodistas y que "carece de cualquier fundamento jurídico". Y afirma que va contra la decisión de la semana pasada del STF que autorizó a asumir el cargo de secretario general de la Presidencia a Wellington Moreira Franco, del partido del presidente Michel Temer pese a que está citado en las confesiones de los ejecutivos de Odebrecht.
"Un agente policial pretende transformar en un delito un acto de nominación potestad de la presidenta Rousseff; dice la defensa de Lula, que reitera que existiría una "persecución" del equipo de Lava Jato contra el fundador del PT. La defensa de Rousseff, por su parte, dijo que espera que la Corte desestime el informe.

Comentarios