La guerra a Boko Haram
Jueves 19 de Mayo de 2016

Hallan en Nigeria a una joven secuestrada por yihadistas en 2014

Deambulaba junto a un bebé en una zona selvática, cerca de la frontera con Camerún. Un presunto terrorista dijo ser su esposo.

Una de las 219 estudiantes secuestradas hace más de dos años de una escuela por el grupo extremista Boko Haram fue hallada con una beba y llevada ayer a reencontrarse con su madre, en la primera liberación de una de las "niñas de Chibok" desde el rapto masivo, informaron ayer el Ejército nigeriano y testigos.

Refugio terrorista. Amina Ali Nkeki fue encontrada el martes por milicianos de un grupo de vigilancia civil creado para combatir a Boko Haram mientras deambulaba por las márgenes del gigantesco bosque de Sambisa, principal refugio de los islamistas, en el norte de Nigeria, cerca de la frontera con Camerún, dijeron las fuentes consultadas por la prensa.

La joven contó a su madre que todas las chicas secuestradas en 2014 de la escuela de la ciudad de Chibok siguen como rehenes en el bosque de Sambisa a excepción de seis que murieron en cautiverio, dijo Hosea Abana Tsambido, presidente de la comunidad de Chibok en la capital nigeriana, Abuya, a la cadena británica BBC.

Nkeki es la primera de las 219 niñas de Chibok que vuelve a ser vista con vida desde que el secuestro masivo cometido por Boko Haram, en abril de 2014, conmovió al mundo y reflejó la dimensión de la amenaza del islamismo radical en el país más rico y poblado de Africa.

El Ejército nigeriano dijo en un comunicado que "soldados y vigilantes civiles" desplegados cerca de la ciudad de Damboa "rescataron a Amini Ali junto a un presunto terrorista de Boko Haram, Mohammed Hayatu, quien aseguró ser su marido". El portavoz agregó que la joven de 19 años fue encontrada con una beba de cuatro meses llamada Safiya.

En la madrugada del 14 de abril de 2014, decenas de yihadistas nigerianos irrumpieron en un colegio femenino de Chibok, donde raptaron a 276 estudiantes, perpetrando el mayor secuestro masivo del grupo hasta entonces. Mientras las jóvenes eran trasladadas en camiones a los bosques de Sambisa, 57 lograron escapar saltando.

Tres semanas después, el líder del grupo islamista nigeriano, Abubakar Shekau, reivindicó el secuestro y aseguró que las niñas iban a ser "tratadas como esclavas".

Comentarios