El Mundo
Sábado 25 de Marzo de 2017

Francotiradores, policías y militares blindan Roma

En la mañana de ayer, los efectivos echaron cerrojo a todas las calles en los 300 metros en torno a la basílica de San Pedro ante una alarma de bomba, que finalmente se demostró falsa.

El gobierno italiano activó ayer un importante dispositivo de seguridad para la reunión de 27 jefes de Estado de Europa que se hará hoy en Roma, y para la ya comenzaron a ser desplegados miles de policías, francotiradores y efectivos del ejército. Los mandatarios de los 27 miembros de la UE comenzaron a llegar ayer a una capital llena de calles cerradas y con el tránsito aéreo prohibido. En la mañana de ayer, los efectivos echaron cerrojo a todas las calles en los 300 metros en torno a la basílica de San Pedro ante una alarma de bomba, que finalmente se demostró falsa.

Toda la tensión se centra en que no haya incidentes en la celebración que se hará por el 60º aniversario del Tratado de Roma, origen de la integración continental. Una recorrida por las adyacencias de la Plaza San Pedro confirmó ayer la presencia de tres fuerzas de seguridad en el operativo: el ejército, la policía y los carabinieri. Además, el desafío para las autoridades italianas se verá duplicado por la visita que hoy hará el Pontífice a Milán, donde se espera que se movilicen unas 400.000 personas, incluido un multitudinario Angelus en la Plaza del clásico Duomo de la capital de la moda.

Las medidas de seguridad, que el ministro del interior, Marco Minniti, definió como cruciales, incluyen la prohibición de circulación de camiones y otros vehículos pesados por el centro romano, con el recuerdo del ataque en Niza de julio pasado como antecedente. En esa línea, la ciudad se pobló de los diques de cemento que dificultan la circulación por avenidas, como el que está de manera permanente en el inicio de la Via della Conciliazione que, partiendo en el Tíber, desemboca en la Plaza San Pedro.

En algunas áreas del centro histórico, además, estará totalmente prohibido el tránsito de peatones, para permitir a francotiradores el seguimiento de los jefes de Estado por las estrechas calles que rodean a la zona de la conmemoración.

Los líderes europeos comenzarán a llegar al Campidoglio, sede del gobierno, a las 9 locales (las 5 en argentina) de hoy. Una hora más tarde iniciará la ceremonia, y a las 11.20 (7.20 en Argentina), se hará la firma de la Declaración de Roma con la que los mandatarios buscan "relanzar" el bloque regional.

Comentarios