El Mundo
Viernes 30 de Junio de 2017

Fin del califato en Mosul

Tres años después de que la milicia terrorista Estado Islámico (EI) proclamara el "califato", el ejército iraquí tomó ayer las ruinas de la Gran Mezquita de Al Nuri, en Mosul, un lugar especialmente simbólico porque fue allí donde su líder islámico, Abu Baker Al Bagdadi, hizo su aparición pública. Unidades antiterroristas del ejército tomaron lo que queda de la mezquita y continuaron su avance.

Para el jefe del gobierno iraquí, Haidar Al Abadi, esta conquista certifica la caída del califato. "Estamos viendo el fin del inventado país del Daesh (el acrónimo árabe de EI). La liberación de Mosul así lo evidencia", tuiteó Abadi. El EI envió un mensaje de audio hace tres años proclamando el "califato islámico" en Siria e Irak. Unos días más tarde Al Bagdadi hizo su primera aparición pública en la Gran Mezquita durante el tradicional rezo del viernes. Los yihadistas volaron la semana pasada el edificio, situado en el casco viejo de la ciudad y que tiene más de 800 años de historia. La mezquita data del siglo XII y es conocida por su minarete inclinado, que en gran parte está destruido. Las fuerzas conjuntas —integradas por el ejército y cuerpos policiales— y apoyadas por la aviación estadounidense, aseguraron el miércoles que controlan el 50 por ciento del casco antiguo y que sólo queda en manos de los yihadistas un cuadrante de 850 metros de ancho por 1.700 metros de largo en la ciudad vieja.

Comentarios