El Mundo
Jueves 08 de Junio de 2017

Ex director del FBI: "Trump me pidió no investigar el Rusiagate"

James Comey, echado por el presidente, aseguró que este lo presionó para "olvidar" y "dejar" el caso sobre los nexos de Moscú con su campaña electoral

El escándalo sobre la intervención de Rusia en favor de Donald Trump escaló a su máximo nivel ayer, cuando el ex director del FBI, James Comey, adelantó una declaración escrita que dará ante el Senado, que investiga el caso. "Olvida el caso, Flynn (un funcionario de Trump muy implicado que luego debió renunciar) es un buen hombre, dejalo", aconsejó Trump a Comey cuando era el jefe del FBI. Trump agregó que "me sirve, necesito tu lealtad" y le pidió que quitara "el nubarrón" que significa para su presidencia el escándalo de la irrupción de Rusia y sus espías en la campaña del año pasado. La operación de los rusos coadyuvó a que Trump lograra instalarse en la Casa Blanca, luego de una sucesión de filtraciones de Wikileaks que demolieron la imagen de su competidora, la demócrata Hillary Clinton, y de su Partido Demócrata. Comey agrega en su declaración adelantada que Trump claramente asumió ante él una actitud "patronal", cuando el titular del FBI es un funcionario de gran autonomía respecto del Ejecutivo.Trump despidió a Comey el mes pasado.

Las 3.126 palabras escritas que anticipó ayer Comey y que la CNN consideró una "bomba", transmiten la idea de que Trump trató de todas las formas posibles de que el director del FBI barriera debajo de la alfombra el escándalo. Primero, insinuó que lo iba a echar del cargo, cosa que luego hizo, explicándole que "necesito lealtad" y cuestionando la imparcialidad del número dos del FBI. Pero el momento clave del relato de Comey gira en torno a la investigación que el FBI realizaba sobre los conocidos vínculos del entonces consejero de Seguridad Nacional, general retirado Mike Flynn, y Rusia y sus funcionarios. "No le des más vueltas", dijo Trump a Comey sobre Flynn, empleando el coloquialismo "let it go". Flynn debió renunciar por el caso.

Comey empezó a transcribir sus encuentros con el jefe del Estado en su computadora portátil el 6 de enero, tras su primer encuentro con el entonces presidente electo. Desde las elecciones, habló en nueve ocasiones con Trump a solas: tres en persona y seis por teléfono. Con Obama sólo se comunicó a solas en dos ocasiones en tres años y tres meses, en las que no sintió que fuera necesario guardar ningún tipo de documento recordando los detalles. Estas "memorias" de Comey llegan cuando la Casa Blanca ha creado un "gabinete de crisis" para hacer frente al testimonio de hoy del ex jefe del FBI. Y tras una jornada, ayer, en la que el director nacional de Inteligencia, Daniel Coats, el de la Agencia Nacional de Seguridad, Mike Rogers, y el director interino del FBI, Andrew McCabe, se negaron a hablar ante el Senado acerca de Rusia y las elecciones.

Como una réplica a esta negativa, sin precedentes, Comey publicó las presiones de Trump para obstruir o influir en la investigación. Por ejemplo, le sugirió que se dirigiera al "número dos" del Departamento de Justicia para que éste hiciera público que Trump no era investigado por el FBI. Comey, en cambio, se dirigió al "número uno" del Departamento de Justicia, Jeff Sessions, para "implorarle" que "evitara ninguna conversación más entre el presidente y yo. No respondió".

Trump anunció ayer en Twitter que nominará a un ex funcionario del Departamento de Justicia como director del FBI. Dijo que el abogado Christopher Wray es "un hombre de credenciales impecables. Detalles a seguir". No dio más información. Wray tiene fuerte vínculos con figuras republicanas.

explosivo. James Comey publicó con detalle los "aprietes" que sufrió en seis ocasiones de parte de Trump.

Comentarios