El Mundo
Martes 18 de Abril de 2017

Estados Unidos eleva aún más la presión sobre Corea del Norte

El presidente Trump le dijo a Kim Jong Un que "más vale que se comporten", mientras Pence advirtió que "la paciencia se terminó"

El presidente Donald Trump declaró que su mensaje a Corea del Norte es "más vale que se comporten'', al día siguiente de un intento fallido de los norcoreanos por lanzar un misil de medio alcance. En conferencia de prensa en la Casa Blanca, un periodista de CNN le preguntó al mandatario cuál era su mensaje para el gobierno norcoreano del dictador Kim Jong Un, y la respuesta fue "más vale que se comporten''.

Horas antes, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence viajó desde Seúl a la franja que separa a Corea del Norte y Corea del Sur, la Zona Desmilitarizada (DZM por sus siglas en inglés) y advirtió a Pyongyang en contra de probar a Washington y Seúl con sus ambiciones nucleares. Pence hizo una visita no anunciada a la Zona Desmilitarizada al inicio de su gira de 10 días por Asia. Esto permitió al vicepresidente de Trump observar a los soldados norcoreanos a través de binoculares y mirar directamente al otro lado de la frontera, delimitada por varios kilómetros de "zona de nadie" y varias hileras de alambradas. Mientras Pence era informado sobre la línea de demarcación militar, dos soldados norcoreanos lo observaban en la distancia y uno de ellos tomó fotos del visitante estadounidense. Pence dijo a los periodistas que lo acompañaban que Trump espera que China emplee los "extraordinarios'' mecanismos de presión a su alcance sobre sus aliados norcoreanos para hacer que el Norte abandone su programa armamentístico, un día después del fallido lanzamiento de un misil. El vicepresidente expresó su impaciencia ante la poca disposición de Pyongyang para deshacerse de sus armas nucleares y sus misiles balísticos.

Haciendo referencia al cuarto de siglo transcurrido desde la primera vez que Washington se enfrentó a Corea del Norte por sus intentos de construir armas nucleares, Pence dijo que había habido un período de "paciencia". "Pero la era de la paciencia estratégica se acabó'', subrayó Pence. "El presidente Trump ha dejado claro que la paciencia de Estados Unidos y nuestros aliados en esta región se ha agotado y queremos ver cambios. Queremos ver cómo Corea del Norte abandona su imprudente camino en el desarrollo de armas nucleares. El uso continuo y las pruebas de misiles balísticos es inaceptable''.

Más tarde, Pence dijo en un comunicado conjunto con el presidente de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, que el compromiso de Washington con su aliado es "férreo e inmutable''. Reiteró que "todas las opciones están sobre la mesa'' para abordar la amenaza norcoreana contra Corea del Sur y Estados Unidos, y apuntó que el uso de cualquier arma nuclear por Pyongyang recibirá "una abrumadora y efectiva respuesta'' de su país. Además de visitar las instalaciones militares próximas a la Zona Desmilitarizada, Pence se reunió con soldados estadounidenses en la zona. Washington tiene desplegados en forma permanente unos 28 mil soldados en Corea del Sur, además de potentes unidades blindadas y aéreas. Ahora sumó un grupo naval encabezado por un portaaviones, además de destructores con misiles de crucero y submarinos nucleares.

El canciller ruso Serguei Lavrov dijo que espera "que no haya acciones unilaterales como la que vimos recientemente en Siria''. Pero Moscú no tiene peso en el caso coreano. Es un asunto que se decide con otra potencia: China, única y poderosa aliada del régimen norcoreano que ayudó a construir. China se expresó ayer por enésima vez a favor de negociaciones, y agregó que los planes estadounidenses para un sistema de defensa antimisiles en Corea del Sur perjudican sus relaciones. El sistema defensivo es mal visto por China porque sabe que podría usarse en el futuro contra sus armas. En Tokio, el primer ministro Shinzo Abe dijo que "no hay necesidad de decir que los esfuerzos diplomáticos son importantes para mantener la paz. Pero el diálogo sólo por el diálogo no tiene ningún sentido. Necesitamos aplicar presión sobre Corea del Norte para que responda con seriedad al diálogo''.

Comentarios