El Mundo
Lunes 19 de Junio de 2017

En la previa de iniciar negociaciones, Alemania sugiere un "Brexit blando"

En la previa del inicio de negociaciones, el ministro de Exteriores y vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel, consideró "plausible" que el Reino Unido siga formando parte del mercado único europeo una vez culmine su proceso de abandono del mismo o "Brexit". La paradójica afirmación de Gabriel se refiere a un "Brexit blando". El alemán vinculó esta posibilidad a ciertas condiciones.

En la previa del inicio de negociaciones, el ministro de Exteriores y vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel, consideró "plausible" que el Reino Unido siga formando parte del mercado único europeo una vez culmine su proceso de abandono del mismo o "Brexit". La paradójica afirmación de Gabriel se refiere a un "Brexit blando". El alemán vinculó esta posibilidad a ciertas condiciones.

"Quizás existe ahora una posibilidad de lograr un Brexit blando, es decir, que Reino Unido permanezca en el mercado único de la Unión Europea (UE) pero para eso debe haber también libre circulación de los trabajadores", señaló al dominical Welt am Sonntag.

Gabriel también insistió en que Londres debe someterse al Tribunal de Justicia de la Unión Europea o "al menos a un tribunal común que siga los principios del Tribunal de Justicia Europeo". El ministro alemán también acusó a los conservadores británicos de jugar con los sentimientos de los ciudadanos, de haber propagado noticias falsas sobre Europa y de no haber sido claros a la hora de explicar a los votantes las consecuencias que traería el "Brexit". Las palabras sobre un "Brexit blando" de Gabriel contrastan con el mensaje que ha repetido el gobierno alemán desde que los británicos aprobasen su salida de la Unión Europea. La canciller Angela Merkel advirtió a Londres de no "hacerse ilusiones".

La Unión Europea (UE) y Reino Unido comienzan hoy a negociar las condiciones que regularán el abandono del bloque comunitario, siguiendo el calendario previsto pese a los retrasos en la formación del gobierno británico tras las elecciones del 8 de junio. Las negociaciones tendrán que estar terminadas en marzo de 2019, dos años después de la solicitud formal de abandono del bloque. La UE pretende negociar en primer lugar garantías para los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido, la "factura" que Londres tendrá que pagar tras más de 40 años de pertenencia a la UE, así como la futura frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda. Reino Unido, por su lado, quiere negociar inmediatamente la configuración de las relaciones futuras y un ambicioso acuerdo de libre comercio con el bloque.

Comentarios