El Mundo
Jueves 15 de Junio de 2017

El Vaticano reitera que las elecciones son la única salida para Venezuela

Una carta firmada por el secretario de Estado Parolin reitera la posición oficial del Papa, en respuesta a un pedido de seis ex presidentes.

Mientras las protestas masivas no ceden en Venezuela y el gobierno responde con una represión durísima, el Vaticano pidió ayer "la celebración de las elecciones constitucionalmente previstas", como forma de "solucionar la grave situación de Venezuela", en una carta pública firmada por el secretario de Estado, Pietro Parolin. Esto significa que el Vaticano reclama la realizazión de las elecciones suspendidas el año pasado, de gobernadores y alcaldes, pero no se suma al reclamo opositor de un adelanto de las presidenciales. Argentina mantiene una posición similar, aunque es más crítica que El Vaticano en su condena de la represión y falta de libertades que impone el régimen chavista. A la vez, ayer la OEA anunció una próxima reunión para tratar la crisis política y humanitaria que atraviesa Venezuela.

"En la actualidad, la Santa Sede continúa considerando que una negociación seria y sincera entre las partes, basada en unas condiciones muy claras, comenzando por la celebración de las elecciones constitucionalmente previstas, podría solucionar la grave situación de Venezuela y el sufrimiento al que se ve sometida la población", asevera la misiva del secretario de Estado Pietro Parolin a seis ex presidentes latinoamericanos. La carta enviada por el Pontífice se da en respuesta a la que le habían mandado los ex mandatarios Laura Chinchilla, de Costa Rica; Luis Alberto Lacalle, de Uruguay; Mireya Moscoso, de Panamá; Andrés Pastrana, de Colombia; Jorge Quiroga, de Bolivia, y Miguel Angel Rodríguez, de Costa Rica expresándole su extrema preocupación por la crisis en Venezuela. Francisco también ha recibido, el pasado 8 de junio, a los obispos venezolanos, quienes tienen una histórica posición contra el régimen chavista y lo denuncian con mucha mayor frontalidad que el Vaticano y su medio de prensa, L'Osservatore Romano.

"Se ha recibido en esta Secretaría de Estado la carta del pasado 1 de mayo, con la que ustedes presentaban al Santo Padre su punto de vista sobre la situación venezolana y adjuntaban dos declaraciones de respaldo al secretario general de la Organización de los Estados Americanos", agregó la misiva firmada por Parolin, "número dos" del Vaticano. "Al agradecer el confiado gesto y su reconocimiento de la preocupación del Papa Francisco por el sufrimiento que padece el pueblo venezolano, quiero comunicarles que su misiva ha sido transmitida a Su Santidad, el cual sigue con atención los avatares de esa querida Nación y, en la medida de sus posibilidades, está tratando de ayudar a encontrar una solución ante las graves dificultades actuales", dice Parolin, en un texto divulgado por el sitio católico El Sismógrafo.

"Al respecto, deseo asegurarle que la Santa Sede, siguiendo las disposiciones del Santo Padre y en comunión con la Iglesia venezolana, ha hecho todo lo posible, desde la posición a la que fue invitada tanto por el gobierno de Venezuela como por la Mesa de Unidad Democrática, para que se alcanzase un acuerdo político entre las partes que concretase una salida democrática, pacífica y viable a la crisis venezolana", agregó el texto firmado por el purpurado italiano, quien fue Nuncio Apostólico en Venezuela.

"Por ello, no puede caber duda alguna de que las condiciones a las que hace referencia el papa Francisco para que sea retomada la vía de la negociación en Venezuela son las señaladas en mi carta del 1º de diciembre de 2016, que fue escrita en Su nombre y por disposición Suya", agregó Parolin en referencia al pedido a elecciones, que entonces irritó a la cúpula chavista.

En 2016, el Vaticano ofició como "facilitador del diálogo" entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición pero el propio Pontífice reconoció en abril pasado que "la cosa no funcionó" y que la Santa Sede busca nuevas garantías para retomar su participación. Francisco logró irritar a la oposición a afirmar que "está dividida". En la reunión del pasado 8 de junio, los obispos venezolanos habrían usado un lenguaje respetuoso pero frontal en su conversación privada con el Papa argentino.

La OEA

En tanto, los cancilleres de los Estados miembro de la OEA celebrarán una reunión sobre Venezuela antes del inicio de la Asamblea General, que tendrá lugar la semana que viene en México. La reunión fue convocada para el 19 en Cancún. Será una continuación de que tuvo lugar en Washington el 31 de mayo, suspendida ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo. El gobierno venezolano la consideró una victoria.

Venezuela inició a fines de abril los trámites para abandonar la OEA, después que una reunión en la que se dio luz verde para reunir a los cancilleres para tratar la grave situación en Venezuela. Aislada en la región, la Venezuela de Maduro optó por adelantarse a los hechos y declarar su renuncia a la OEA. Pero el trámite de salida exige una serie de pasos que tomarán al menos dos años de gestiones.

Comentarios