El Mundo
Lunes 29 de Mayo de 2017

El presidente de Brasil salió a defender su plan económico

El cuestionado presidente publicó una columna en Folha de Sao Paulo. Sus reformas laboral y previsional están bloqueadas

El presidente de Brasil, Michel Temer, muy debilitado por las graves acusaciones de corrupción, reiteró su firme decisión de mantener el rumbo de sus reformas tendientes a sacar al país de la recesión, a pesar de que se multiplican los pedidos de que dimita. "Brasil no se ha detenido y no se va a detener, a pesar de la crisis política que, lo reconozco, estamos padeciendo", afirmó el jefe de Estado en una columna de opinión publicada por el diario Folha de Sao Paulo.

Temer confirmó su presencia mañana en un foro de inversores en San Pablo, la capital económica de Brasil, en momentos en que el gobierno prevé una tímida recuperación a pesar de la tasa de desempleo récord, superior al 14 por ciento. Brasil, con las medidas de ajuste estructural y baja de la inflación, está dejando de a poco dos años de profunda recesión, que hundieron el PBI más de 7 por ciento. Fue la peor recesión de la historia del país, según economistas. La realización del foro "es la prueba incuestionable de que tras un año de responsabilidad fiscal, nuestra economía ya no toca fondo y vuelve a ser vista como una oportunidad para invertir", expresa en su columna.

Llegado al poder hace un año, tras la destitución de Dilma Rousseff por juicio político en el Congreso, Temer apostó a una serie de medidas impopulares de austeridad, entre otras la reforma del sistema de jubilaciones y la liberalización del mercado de trabajo, así como un techo al gasto público, que se había desbocado bajo los anteriores gobiernos. Temer también logró bajar sustancialmente la inflación, que había superado el 10 por ciento anual con Rousseff. "Sin esas reformas, Brasil no podrá mantener el Estado. Todo el mundo lo sabe, incluso la oposición", argumentó el presidente.

Temer está en plena tormenta desde la semana pasada, cuando el diario O Globo reveló una grabación difundida desde la justicia en la que acepta que se le pague dinero al ex presidente de la Cámara de Representantes Eduardo Cunha, en prisión, para que guarde silencio sobre el escándalo de corrupción Lava Jato. Las revelaciones llevaron al Supremo Tribunal Federal a autorizar una investigación contra el mandatario por corrupción pasiva y obstrucción de la justicia.

Ministro destituido

Temer decidió ayer sustituir al ministro de Justicia, Osmar Serraglio, por el titular de la cartera de Transparencia, Torquato Jardim. Serraglio, un abogado con casi dos décadas de vida parlamentaria en el partido PMDB de Temer, fue designado ministro en febrero. El diario O Globo apunta que su renuncia se debe a que "está en la mira de las investigaciones de la operación Carne Fraca (Carne Débil)", que destapó en marzo una mafia de productores que sobornaba a fiscales sanitarios para vender carnes en mal estado al exterior. El empresario que delató a Temer es dueño del frigorífico JBS, muy involucrado en el caso.

fuera. La oposición no abandona las calles y reclama la renuncia.

Comentarios