Barcelona
Viernes 06 de Octubre de 2017

El padre del proceso separatista de Cataluña dice que hay que esperar

Artur Mas, anterior presidente regional e iniciador del movimiento, puso paños fríos a declarar la independencia de forma inmediata.

El ex presidente catalán y gran impulsor del proceso separatista, Artur Mas, declaró al diario británico Financial Times que Cataluña carece aún de "unas cuantas cosas" necesarias para que la "independencia" sea "real". Mas, antecesor del actual presidente catalán Carles Puigdemont, cree que Cataluña "se ha ganado el derecho a convertirse en un Estado independiente", pero admite que hay dudas sobre si es el momento de hacer una declaración unilateral de soberanía. Sin embargo, ayer Puigdemont dio otro paso en esa dirección, al publicar las cifras definitivas del referéndum del pasado domingo y pedir comparecer ante el Parlamento el próximo martes.

  La cautela de Mas se une a la expresada este jueves por el consejero de Empresa de Cataluña, Santi Vila, quien afirmó en una entrevista que había que dar una última oportunidad al diálogo. Tanto Vila como Mas militan en el PDeCat, formación surgida ante la partición de la antigua Convergencia i Unió, y miembro principal de la coalición de partidos separatistas Junts pel Sí, en el gobierno catalán. "Para ser independiente", ha señalado Mas al diario británico, "hay algunas cosas que nosotros aún no tenemos". Entre ellas está el control del territorio, la recaudación de impuestos y el sistema de justicia propio. "Hasta que esto no sea operativo, la independencia no es real", señaló. "La cuestión ahora", agregó el ex presidente catalán, "es cómo ejercer el derecho (a ser independiente), y para esto hay que tomar obviamente decisiones. Y estas tienen que tener un objetivo en mente: no se trata solo de proclamar la independencia sino de convertirse en un país independiente. Porque al final, la declaración de independencia es un acto político, formal y simbólico". En otras palabras, la declaración de independencia anticipada varias veces por Puidgedmont y su Ejecutivo es sólo un aspecto formal, que debería llegar al final de un proceso sustancial.

   Durante la charla con el Financial Times, Mas remarcó la necesidad de ser pragmáticos ante la inevitable reacción del gobierno a la declaración de independencia. En otra entrevista, concedida a la cadena española La Sexta un día después del referéndum, Mas había afirmado que se encontraban en un escenario próximo al de la declaración de independencia, aunque descartó que fuera "unilateral" por contar con el apoyo del pueblo catalán. Unas horas después de la publicación del contenido de la entrevista del Financial Times, Mas envió una "aclaración" a los medios, en la que niega que haya dicho literalmente que Cataluña no esté preparada para la independencia real. Mas renunció a la presidencia del Ejecutivo catalán, la Generalitat, el pasado 9 de enero de 2016 ante la negativa de los radicales de izquierda de la CUP a votarlo como jefe de gobierno. Carles Puigdemont, alcalde de Girona, tomó el relevo y desde entonces se aceleró el proceso de secesión de España.

   Y ayer Puigdemont, si bien no cumplió su amenaza previa de concurrir al Parlamento para declarar la independencia, sí dio un paso fundamental en ese sentido. El gobierno de Cataluña anunció los "resultados definitivos" del referéndum unilateral del domingo, lo que marca el inicio de un plazo de 48 horas para declarar la secesión de España. El gobierno catalán contabilizó 2,04 millones de votos a favor de la independencia sobre 2,28 millones obtenidos. Esto equivale a un porcentaje cercano al 90%. Pero es sólo el 38% del padrón electoral de Cataluña, remarcaban los diarios españoles. El padrón catalán es de 5,36 millones de votantes. En una consulta declarada ilegal por la Justicia y la administración central, es lógico que se abstuvieran de ir a votar quienes rechazan la independencia, y que en una votación normal podrían alcanzar la mayoría.

   Con la victoria del "sí" sobre la mesa, la "ley del referéndum", aprobada por el Parlamento catalán a principios de septiembre en un procedimiento muy cuestionado y suspendida por la Justicia, establece la celebración "de una sesión ordinaria" en el Parlamento catalán "entre los dos días siguientes a la proclamación de los resultados oficiales" para "efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña". La radical CUP asegura que ya está negociando con el gobierno catalán una declaración de independencia.

   Sin embargo, la situación es de incertidumbre y cada vez hay más voces que ponen en duda que esto se pueda hacer de forma inmediata. El parlamento catalán había fijado un pleno para el lunes próximo por la tarde y posiblemente declarar la independencia, pero la sesión fue prohibida por la Justicia. Puigdemont pidió comparecer en el Parlamento catalán el martes por la tarde para abordar la "situación política actual", sin mencionar la independencia. Pero se sospecha que ese es el objetivo de la sesión parlamentaria del martes.

Las voces contrarias, intimidadas

La escritora catalana Nuria Amat expresó su apoyo a las manifestaciones contra la independencia de Cataluña que tendrán lugar en los próximos días y denunció haber sido duramente atacada por quienes defienden la secesión.

"Ahora habla la mayoría silenciosa", dijo Amat, en referencia a varios actos antiseparatistas. La escritora denunció haber sido duramente atacada por su posición. "Me insultaron, me atacaron durante años", dijo, tras contar que había perdido amigos por este tema y que la independencia ha sembrado discordia en las familias.

Amat _ganadora del prestigioso premio Ramón Llull en 2011 por su novela en catalán "Amor i guerra"_ denuncia que los que se oponen a la secesión están siendo intimidados, a pesar de que las encuestas muestran que la opción separatista no tiene apoyo mayoritario.□Sectores opuestos a la independencia convocaron a una manifestación mañana en Barcelona. Hoy hay además varias concentraciones en Madrid, Barcelona y otras ciudades.

Comentarios