El Mundo
Jueves 02 de Marzo de 2017

El máximo líder del Estado Islámico admite la derrota en Irak

Fuentes militares iraquíes anunciaron ayer que Abu Bakr al Baghdadi, admitió la derrota de sus fuerzas frente a las tropas del gobierno en un escrito que fue distribuido en Mosul.

Fuentes militares iraquíes anunciaron ayer que el máximo líder del grupo islamista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Baghdadi, admitió la derrota de sus fuerzas frente a las tropas del gobierno en un escrito que fue distribuido en Mosul, ciudad de la que huyeron en este fin de semana unas 14.000 personas. El texto fue distribuido entre colaboradores cercanos a Al Baghdadi y entre los imanes de las mezquitas de los barrios del oeste de Mosul que aún están en manos de los yihadistas, según Al Bayati.

El líder yihadista instruyó a los miembros del grupo a que traten de huir a las zonas montañosas en Irak y Siria, aunque les ordenó que se inmolen en caso de que se encuentren cercados por las fuerzas iraquíes. Algunos integrantes del llamado "consejo consultivo" del EI se habrían escapado de Mosul y de la comarca de Tel Afar, al oeste de Mosul, hacia el territorio sirio, donde aún mantienen Al Raqqa, considerada la capital del autoproclamado "califato".

A su vez, el ministro iraquí de Desplazados y Migraciones, Yasem Mohamed al Yaf, informó que cerca de 14.000 personas huyeron en la última semana por los combates en el oeste de Mosul. El grupo de desplazados es una pequeña parte de los cerca de 750.000 civiles que la ONU calcula que pueden continuar atrapados en los barrios controlados por los yihadistas. Para recibir la nueva oleada de desplazados, que puede llegar a 245.000 personas, el gobierno iraquí inauguró ayer un nuevo campamento de emergencia al sur de Mosul. Se sitúa en la comarca de Hamam al Alil, 25 kilómetros al sur de Mosul, una zona que goza de seguridad. Tiene capacidad para 4.000 tiendas de campaña y contribuirá a acoger a las familias desplazadas de la zona oeste de Mosul.

Comentarios