El Mundo
Miércoles 14 de Junio de 2017

El juez Moro condena a 14 años a ex gobernador de Río de Janeiro

Sergio Cabral gobernó el Estado carioca entre 2007 y 2014, cuando se alzaban las megaobras del Mundial y los Juegos Olímpicos

El juez federal Sergio Moro, el "héroe del Lava Jato", sumó otra "víctima" a su larga lista de corruptos condenados. Es nada menos que el ex gobernador del estado de Río de Janeiro Sergio Cabral, quien fue condenado por Moro a más de 14 años de cárcel por actos corrupción dentro de la causa Lava Jato. Cabral, todopoderoso gobernador carioca entre 2007 y 2014, dirigió el Estado durante el período en que Río recibió montañas de dinero público para las gigantescas obras del Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Cabral, miembro del partido PMDB, del presidente Michel Temer —pero por aquellas fechas aliado estratégico de los gobiernos de Dilma Rousseff y Lula da Silva—, recibió coimas por al menos 2,7 millones de reales (unos 812.000 dólares) para conceder obras públicas a la empresa Andrade Gutierrez, una de las protagonistas del Lava Jato. "El delito se inserta en un contexto más amplio, de una cobranza sistemática por parte del ex gobernador y de su grupo de un porcentaje de coima sobre toda obra pública en el estado de Río de Janeiro", señaló el juez Moro.

Junto con Cabral fueron condenados su ex secretario Wilson Carlos Cordeiro da Silva Carvalho y su antiguo colaborador Carlos Miranda, a diez años y ocho meses y diez años de cárcel, respectivamente. La condena íntegra de Cabral, preso desde el año pasado, fue de 14 años y dos meses por delitos de corrupción y lavado de dinero. La esposa de Cabral, Adriana Anselmo, hasta ahora en prisión domiciliaria en su casa en Río por la misma causa, fue absuelta. El caso de Cabral, un ex periodista de 54 años, es considerado como uno de los más emblemáticos para mostrar la enorme magnitud de la corrupción política en Brasil. Grandes obras de infraestructura en Río, muchas relacionadas con el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, están bajo sospecha de corrupción. La sospecha es tan firme que la población brasileña da por sentado que hubo coimas generalizadas en esas obras. El malestar público no es nuevo: en 2013 Dilma Rousseff recibió una feroz silbatina al inaugurar la Copa Confederaciones. Fue el inicio de su crisis de imagen.

Escrache contra periodista

Una periodista del grupo Globo fue insultada y amenazada por militantes del Partido de los Trabajadores. La periodista Miriam Leitao denunció que "sufrí ataques en forma de violencia verbal por parte de delegados del PT en un vuelo, fueron dos horas de gritos, insultos contra mí y contra la TV Globo; no eran jóvenes militantes, eran hombres y mujeres de cincuenta años representantes del partido". El hecho ocurrió en un vuelo entre Brasilia y Río de Janeiro el 3 de junio. El PT pidió disculpas, pero a la vez recriminó al grupo Globo de ser "en gran parte responsable por el clima de radicalización y hasta de odio por el cual pasa Brasil.

felicidade tem fim. El gobernador carioca en sus tiempos de "oro", cuando no se cansaba de inaugurar obras.

El delito imputado "se inserta en un contexto de sistemática cobranza de coimas por el ex gobernador y su grupo"

Comentarios