El Mundo
Jueves 02 de Febrero de 2017

El juez del "Lava Jato" es postulado para la Corte Suprema

Sus colegas votaron la candidatura de Sergio Moro, que envió a prisión a grandes empresarios y políticos. Debe decidir el presidente Temer.

El juez federal brasileño Sergio Moro, célebre desde que en 2014 abrió la investigación por corrupción en Petrobras que envió a prisión a decenas de empresarios y políticos, fue elegido candidato a miembro de la Corte Suprema por la Asociación de Jueces Federales (Ajufe). La "operación Lava Jato" sigue en pleno desarrollo y amenaza ahora al ex presidente Lula da Silva, y al actual mandatario, Michel Temer, entre otras figuras.

Temer tiene en su poder la designación del juez del Supremo Tribunal Federal que reemplace a Teori Zavascki, fallecido el mes pasado al caer el avión en el que viajaba de vacaciones. "Esta votación refleja el apoyo de los jueces federales a la operación Lava Jato", dijo Moro al comentar que está primero en una lista de tres candidatos que Ajufe presentó al presidente Temer. El juez federal de Curitiba y gran impulsor de la Lava Jato fue votado por 319 votos, seguido por Reynaldo Fonseca, ministro de la casación y el camarista paulista Fausto De Sanctis.

El Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) de Temer trabaja para imponer la candidatura de Ivan Gandra Martins, titular de la Justicia del trabajo, activista del Opus Dei y favorable a la flexibilización de las leyes laborales que impulsa el gobierno. Zavascki falleció el 19 de enero, a pocos días antes de tener que resolver sobre la "delación premiada" de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht contra numerosos políticos, entre ellos funcionarios del gobierno de Temer, ex funcionarios de los gobiernos de Dilma Roussef y Lula y parlamentarios. El pasado 24 de enero, la Presidenta del Tribunal Supremo, Carmen Lucia, autorizó la continuación de las investigaciones del equipo de Zavascki en el Lava Jato. El juez instructor en la Corte del caso Lava Jato debe definirse en las próximas horas.

Moro había sido amonestado por el fallecido Zavascki luego de haber divulgado una conversación de la entonces presidenta Dilma Rousseff con Lula da Silva, enla que se planteaba designar a Lula jefe de gabinete para otorgarle fueros y sacarlo de la investigación de Moro. La maniobra no prosperó y Lula no pudo ser designado. Poco después Dilma era destituida por el Congreso y asumía Temer. Investigado en dos causas por Moro, Lula denunció al magistrado por "abuso de poder y persecución" ante la ONU.

Moro es una de las figuras más populares de Brasil, dado que es sin dudas el máximo protagonista del Lava Jato y quien envió a prisión y condenó a duras sentencias a empresarios como Marcelo Odebrecht, el dueño de la constructora, y a otras decenas de magnates y altos ejecutivos, además de políticos. Por esto, la maniobra del PT de Lula para presentar a Moro como un agente de la derecha empresaria tiene poco resultado.

Comentarios