El Mundo
Miércoles 17 de Mayo de 2017

El gobierno de Siria desmiente denuncias de asesinatos en masa

El gobierno sirio negó ayer "categóricamente" acusaciones de Estados Unidos sobre asesinatos en masa y quema de cuerpos en una cárcel de Damasco, que empañaron el inicio en Ginebra de una nueva ronda de negociaciones auspiciadas por la ONU para buscar una salida política a la guerra en Siria.

El gobierno sirio negó ayer "categóricamente" acusaciones de Estados Unidos sobre asesinatos en masa y quema de cuerpos en una cárcel de Damasco, que empañaron el inicio en Ginebra de una nueva ronda de negociaciones auspiciadas por la ONU para buscar una salida política a la guerra en Siria. El Ministerio de Relaciones Exteriores sirio dijo que las acusaciones eran "otra trama de Hollywood" para justificar la intervención militar estadounidense en Siria, donde el Pentágono bombardea al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La Cancillería siria calificó la denuncia sobre el crematorio de mentiras y destacó que Washington tiene antecedentes de formular acusaciones sin fundamento para justificar agresiones militares, como cuando invadió Irak de 2003 acusando al gobierno de poseer armas de exterminio que nunca fueron halladas. Washington afirmó ayer que unos 50 detenidos están siendo ahorcados por día en la prisión militar de Saydnaya, al norte de Damasco. Muchos de los cuerpos luego son quemados en un crematorio "para encubrir la extensión de los asesinatos en masa que tienen lugar", dijo Stuart Jones, el máximo diplomático estadounidense para Medio Oriente, quien acusó a Assad, de "un nuevo nivel de depravación".

La ONU, a su vez, dijo que no podía verificar de forma independiente la existencia de un crematorio en la cárcel siria, pero recordó que lleva años alertando sobre abusos cometidos en prisiones del régimen de Assad. En febrero, Amnistía Internacional (AI) denunció que la policía militar de Siria ahorcó a 13.000 personas en cuatro años y que luego enterró sus cuerpos en fosas comunes.

Comentarios