El Mundo
Viernes 17 de Marzo de 2017

El gobierno de Nicolás Maduro expropió dos panaderías en su "guerra del pan" en Venezuela

El gobierno venezolano expropió dos panaderías en Caracas, en respuesta a lo que llama la "guerra del pan", un supuesto complot para inducir la escasez del producto y causar malestar.

El gobierno venezolano expropió dos panaderías en Caracas, en respuesta a lo que llama la "guerra del pan", un supuesto complot para inducir la escasez del producto y causar malestar. Los establecimientos pasarán a manos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), grupos comunales que distribuyen alimentos a precios subsidiados en zonas populares, informó ayer el superintendente para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, William Contreras.

El funcionario justificó la expropiación de los locales al acusarlos de cobrar las piezas de pan por encima del precio, acorde a su peso, establecido por el gobierno. "Tienen producción continua, pero ¿cuál es la primera novedad? Que el pan canilla (pieza de pan) debe pesar 180 gramos. Estos señores lo procesan en 140 gramos y lo cobran como de 180", denunció Contreras.

El operativo también dejó cuatro personas detenidas. "La van a pagar, yo se los juro. Los responsables de la guerra del pan la van a pagar y después no vayan a decir que es una persecución política", advirtió el presidente Nicolás Maduro el domingo, cuando anunció que habría expropiaciones y detenciones. A los dos días, cientos de policías, militares y fiscales salieron a inspeccionar panaderías en Caracas. Su objetivo es garantizar que 90 por ciento de la harina de trigo que los panaderos compran al gobierno —que monopoliza con un férreo control de cambio las divisas para importar alimentos— se use en pan, en lugar de otros productos como pasteles y tortas, y que estén disponibles a toda hora. Venezuela atraviesa una aguda crisis económica, caracterizada por una severa escasez de alimentos y medicinas. El pan no escapa a esa circunstancia y largas filas se registran en las panaderías desde hace meses.

Presos políticos

Venezuela rechazó ayer el pedido de un grupo de seis países, entre ellos Brasil y España, pidiendo la liberación de presos políticos, en el marco del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Venezuela tampoco atendió un llamamiento para que invite a visitar el país a expertos de la ONU que velan por los derechos humanos.

Comentarios