El Mundo
Domingo 02 de Julio de 2017

El fiscal general de Brasil afirmó que "cumplió" su misión al denunciar a Temer

Janot dio a entender que hubiera preferido no estar en el caso de soborno que involucra al presidente, pero igual defendió su tarea.

El máximo fiscal federal de Brasil, Rodrigo Janot, que acusó de corrupción al presidente Michel Temer, dio a entender ayer que hubiera preferido no estar en el caso, pero defendió su tarea con el simple argumento de que cumplió su "misión". "Me gustaría estar lejos de eso, pero tengo que cumplir mi misión", señaló Janot, que consideró que no tenía alternativa debido a los claros indicios de que el mandatario participó en un esquema de sobornos.

   En una conferencia sobre periodismo de investigación, el fiscal explicó que no tiene apuro en presentar nuevos cargos de asociación delictiva y obstrucción a la Justicia contra Temer, y remarcó que quería investigar cada caso lo más minuciosamente posible. "Mientras haya balas, seguiré disparando", dijo Janot. "Hasta el 17 de septiembre, el poder está de mi lado y mantendré mi propio ritmo", agregó.

Fin del mandato

Janot, cuyo mandato de cuatro años termina en septiembre, hizo breves alusiones a la acusación que esta semana presentó contra Temer por aceptar sobornos, en lo que constituye el primer caso en que un presidente brasileño en funciones enfrenta una acusación penal. El fiscal destacó que aún había amplias pruebas por revelar contra Temer, que no fueron incluidas en el documento en su contra presentado esta semana. "Si incluía todo, la defensa habría dicho que había aportado toda la evidencia sin darles derecho a defenderse", explicó. "Argumentarían que todo el caso debería anularse por esa razón", agregó.

   El presidente, cuyo nivel de aprobación es muy bajo, rechaza los cargos en su contra y se negó a aceptar los pedidos para que renuncie. Temer está acusado en relación con un esquema de sobornos que involucra al frigorífico más grande del mundo, JBS SA, varios de cuyos ejecutivos dijeron en un testimonio bajo delación premiada que el mandatario recibió sobornos para resolverle problemas crediticios y fiscales a la firma.

   Janot también se refirió a la puesta en libertad del ex diputado y hombre de confianza de Temer, Rodrigo Rocha Loures, quien ayer salió de la prisión tras una decisión que adoptó el viernes el magistrado del Tribunal Supremo Edson Fachin. "No me asusta. Las revocaciones hacen parte del proceso", sostuvo.

   Rocha Loures, quien actuó como intermediario en las reuniones entre Temer y el empresario que lo acusa, estuvo casi un mes en prisión y también fue denunciado por la fiscalía por el delito de corrupción pasiva.

   Hace unos meses, cuando ya era vigilado por la policía federal, Rocha Loures fue filmado cuando se reunía con un emisario de Joesley Batista, uno de los dueños de JBS, en una pizzería de San Pablo, y recibió una valija que contenía 500 mil reales (unos 160 mil dólares). A partir de que se hizo público esa filmación, Rocha Loures pasó a ser conocido en Brasil como "el hombre de la maleta". "La maleta ya lo dice todo", señaló Janot, que elogió la decisión de la Corte Suprema de ratificar el valor legal de las confesiones de los directivos del grupo JBS.

    "La decisión del Supremo es fantástica. Salvó la institución de la colaboración premiada", dijo el fiscal, ante periodistas.


Comentarios