El Mundo
Jueves 19 de Enero de 2017

El caso Manning-Wikileaks, otro asunto que divide aguas en los EEUU

Desde que Donald Trump ganó las elecciones del 8 de noviembre, Barack Obama ha anunciado una serie de decisiones que desafían las ideas del próximo inquilino de la Casa Blanca. La última fueron los indultos que incluyeron al soldado Chelsea Manning, condenado a 35 años por filtrar información secreta a Wikileaks.

Desde que Donald Trump ganó las elecciones del 8 de noviembre, Barack Obama ha anunciado una serie de decisiones que desafían las ideas del próximo inquilino de la Casa Blanca. La última fueron los indultos que incluyeron al soldado Chelsea Manning, condenado a 35 años por filtrar información secreta a Wikileaks.

Obama redujo el martes las condenas de 209 presos e indultó otros 64. El más conocido de ellos es el ex soldado informante Chelsea Manning, encarcelado por filtrar información secreta a Wikileaks. Fue condenado en 2013 a 35 años de prisión, luego de que la fiscalía militar pidiera 60. Bradley Manning, quien cambió de sexo en prisión, no es una figura precisamente popular entre los norteamericanos, mucho menos entre la base electoral de Trump. Todas las miradas están puestas en el fundador de Wikileaks, Julian Assange, tras su promesa de que se entregaría para ser juzgado en Estados Unidos si se liberaba a Manning. "Gracias a todos los que hicieron campaña por la clemencia para Chelsea Manning. Su coraje y determinación hizo posible lo imposible", tuiteó Assange tras el anuncio de Obama. Pero no hizo referencia a su promesa. "Gracias, Obama", agregó. Assange lleva más de cuatro años asilado en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su extradición a Suecia, donde tiene cargos por violación y abuso sexual de ex colaboradoras. Obama redujo la pena de Manning de 35 a siete años de cárcel, y saldrá de la cárcel el 17 de mayo. Hasta esa fecha seguirá cumpliendo condena por "espionaje y traición" en la prisión militar de Fort Leavenworth, donde sólo hay hombres presos. Manning habría intentado quitarse la vida en varias ocasiones.

Sobre otra fuente de informaciones comprometedora para EEUU, el ex agente de la CIA y la NSA, Edward Snowden, refugiado en Moscú, ayer Rusia prolongó por tres años su permiso de residencia, según informó su abogado ruso. "Tiene permiso hasta 2020". La decisión, señaló, se tomó a principios de año. Pero el Kremlin rechazó comentar la información. El actual permiso de residencia del ex agente de la NSA expiraba en agosto de este año.

Más allá de Manning y del portorriqueño Oscar López Rivera, preso desde hace más de tres décadas por terrorismo, Obama redujo el martes la pena de condenados por delitos de droga no violentos. Trump no se ha manifestado al respecto pero su candidato para el puesto de Secretario de Justicia es contrario a la indulgencia para los delitos relacionados con drogas.

Dejando de lado los perdones presidenciales, que son irrevocables, otras políticas de Obama de "último minuto" sí podrían ser revocadas rápidamente por Trump de la misma manera: por decreto, llamado en Estados Unidos "orden ejecutiva".

Manning filtró documentos reservados del ejército. Recibió una condena a 35 años. Obama lo perdonó

Comentarios