El Mundo
Martes 27 de Diciembre de 2016

EEUU y Japón recuerdan juntos el ataque a Pearl Harbor, pero no habrá pedido de disculpas

Obama y el premier Abe se reúnen hoy en la base naval atacada en 1941. Pese al tiempo transcurrido, es la primera vez que ocurre

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, darán hoy juntos un mensaje de reconciliación en una visita bilateral inédita a Pearl Harbor, en Hawai. Sin embargo, no habrá pedido de disculpas por parte de Japón por el ataque por sorpresa del 7 de diciembre de 1941 contra la flota de Estados Unidos.

El encuentro tiene un tinte similar al de mayo pasado en Hiroshima, cuando Obama se transformó en el primer presidente estadounidense en pisar esa ciudad, aunque sin pedir perdón por la bomba atómica lanzada en 1945. Hoy ambos mandatarios rendirán un homenaje a víctimas y sobrevivientes del ataque japonés, lanzado sin previa declaración de guerra. Los bombardeos contra la base naval de Pearl Harbor del 7 de diciembre de 1941, con más de 3000 muertos, forzaron a Estados Unidos a entrar en la Segunda Guerra Mundial, algo que inclinaría la balanza a favor de los Aliados y que signaría la derrota de las potencias del Eje: la Alemania nazi, la Italia fascista y el Imperio del Japón.

"El horror de la guerra nunca debe repetirse. Quisiera expresar esta promesa para el futuro y el valor de la reconciliación (entre Japón y Estados Unidos) junto al presidente Obama", dijo Abe a periodistas antes de partir hacia Hawai. Obama, que pasa sus vacaciones navideñas en Hawai junto a su familia, mantendrá un encuentro bilateral con Abe en el que repasarán sus esfuerzos por fortalecer su alianza y los logros en cooperación de seguridad y economía de los últimos cuatro años. Ambos aliados confrontan actualmente con el creciente expansionismo de China en el Pacífico (ver pág. 29). Después visitarán el Memorial del acorazado Arizona, donde yacen 1.102 de los 1.177 marinos muertos en ese buque durante el ataque japonés.

La de Abe también sería la primera visita de un primer ministro japonés a la base naval del emblemático nombre. Sin embargo, en 1951 el entonces premier Shigeru Yoshida pasó brevemente por Hawai de viaje a Estados Unidos y saludó al comandante de la base. Obama hizo historia cuando se convirtió en mayo pasado en el primer presidente estadounidense en visitar Hiroshima, la ciudad japonesa que Estados Unidos destruyó con una bomba atómica el 6 de agosto de 1945.

"Cuando el presidente visitó Hiroshima llevó un mensaje de reconciliación, mostró que estaba comprometido a enfrentar la historia. (Estas visitas) realmente demuestran el milagro y el poder de la reconciliación entre los dos países", explicó Daniel Kritenbrink, director para Asia del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense. En Hiroshima, Obama visitó el Parque de la Paz, construido en el epicentro de la explosión que arrasó la ciudad y acabó con al menos unas cien mil vidas. Obama no pidió perdón por el ataque atómico, el primero de la historia, pero ofreció un profundo discurso en el que reflexionó sobre la tragedia y rindió homenaje a las víctimas. Ahora, desde el gobierno japonés anunciaron a principios de diciembre que Abe tampoco ofrecerá una disculpa por el ataque a Pearl Harbor. A principios de diciembre, Estados Unidos celebró el 75 aniversario del ataque japonés con ceremonias en la isla de Oahu, Hawai, y Washington a las que acudieron sobrevivientes de la agresión nipona y familiares. Estados Unidos recuerda que la agresión japonesa, fue considerada crimen de guerra por la falta de una declaración de hostilidades. Al contrario, diplomáticos japoneses mantenían aparentes negociaciones con Washington mientras los aviones comenzaban sus ataques. Con la visita de hoy, ambos líderes quieren sellar la reconciliación de sus países, aliados estratégicos en el Pacífico durante la Guerra Fría y actualmente frente al desafío de China y Norcorea.

Comentarios