El Mundo
Viernes 03 de Febrero de 2017

Duras condenas para el publicista de campaña y el tesorero del PT

El publicista brasileño Joao Santana, que dirigió campañas presidenciales de Lula da Silva en Brasil, fue condenado a ocho años de prisión por sus vínculos con la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras. También fue condenado el ex tesorero del PT de Lula, Joao Vaccari, hombre de directa confianza de Lula y de su sucesora, Dilma Rousseff. Santana dirigió la campaña que en 2006 llevó a la reelección de Lula y las que condujeron a las victorias de Dilma Rousseff en 2010 y 2014. El juez federal Sergio Moro, a cargo del famoso "Lava Jato", dictó las sentencias, en las que también condena a prisión a otros implicados en el grave escándalo, entre quienes figura la esposa y socia del publicista Santana, Mónica Moura.

Entre los condenados destaca el ex tesorero del Partido de los Trabajadores (PT) Joao Vaccari, que recibió una condena a diez años, quien ya había recibido una pena de quince años de cárcel por asuntos relacionados con la red de corrupción que operó en la petrolera estatal brasileña. VAccari era tesorero del PT hasta el día de su arresto por la policía federal.

En Brasil, Santana dirigió la campaña que en 2006 llevó a la reelección de Lula da Silva y las que condujeron a las victorias de Dilma Rousseff en 2010 y 2014. Suligazón con el poder petista es así indudable. En el exterior, trabajó en la fallida campaña del argentino Eduardo Duhalde, en 1999. Luego estuvo en las campañas del salvadoreño Mauricio Funes (2009); del dominicano Danilo Medina (2011) y del angoleño José Eduardo dos Santos en 2012, año en que también dirigió la última del fallecido Hugo Chávez.

En varios de esos países Santana también es investigado por supuestas actividades corruptas relacionadas con las elecciones. Pero sin dudas que era el PT su principal cliente. El caso que le ha costado los ocho años de prisión dictados por el juez Moro se refiere a su protagonismo en la adjudicación de contratos amañados a una empresa que operaba con Petrobras, a la que le hizo costear sus honorarios por trabajos realizados para el PT. En otras palabras: Petrobras le pagaba las campañas que Santana diseñaba para el PT de Lula y Rousseff.

La formación que lideran los ex presidentes Lula y Rousseff, esta última destituida el año pasado por manejos irregulares de los presupuestos, rechaza los cargos que pesan sobre Vaccari, pero ahora este fue condenado. El PT niega asimismo conocer las actividades ilícitas del publicista Santana. Pero estas negativas son muy débiles a la luz de las pruebas acumuladas. Por esto, la credibilidad pública del PT hoy es bajísima. Santana y su esposa fueron en una época socios de Eduardo "Duda" Mendonça, quien en 2002 llevó a Lula a su primera victoria en las urnas y que también trabajó con políticos de otros países. Mendonça también ha sido salpicado por el escándalo en Petrobras y, según afirmó el pasado fin de semana la revista Veja, estaría dispuesto a revelar irregularidades en las campañas de la actual presidenta chilena, Michelle Bachelet, y del colombiano Oscar Iván Zuluaga, derrotado en las elecciones de 2014.

Comentarios