El Mundo
Sábado 15 de Julio de 2017

Duelo electoral en Venezuela: "plebiscito" opositor vs Constituyente

Los ciudadanos decidirán mañana en las urnas si apoyan la propuesta de Maduro de elegir el 30 de julio una asamblea que reescriba la Carta Magna El 30

Los venezolanos son llamados a participar el 16 y el 30 de julio en dos pruebas electorales, pero ninguna garantiza el desenlace de la crisis política que se agudizó desde fines de marzo. La primera será mañana con el llamado "plebiscito", convocado por la oposición al margen del organismo electoral oficial, sin garantía de que el gobierno reconozca sus resultados y que se plantea como un acto de desobediencia y rebeldía a la propuesta del presidente Nicolás Maduro de una Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna. El segundo llamado será el domingo 30, para cuando se elegirán 545 miembros de la Constituyente con todo el respaldo logístico y legal del Consejo Nacional Electoral (CNE), apoyo absoluto de Maduro y la negativa de la oposición a participar. Es la respuesta de Maduro a las protestas contra su Ejecutivo que comenzaron en abril y que dejaron casi un centenar de muertos.

Los venezolanos no participan en una contienda electoral normal desde el 6 de diciembre de 2015, cuando la oposición obtuvo una arrolladora victoria en los comicios que originaron la actual Asamblea Nacional con mayoría opositora. Con el plebiscito, la oposición se juega la carta de una masiva movilización en un evento de organización ciudadana, con votos manuales que serán recogidos en mesas que funcionaran en los alrededores de las iglesias, centros empresariales y culturales.

En la consulta,los electores responderán a tres preguntas sobre si "rechazan y desconocen" la Constituyente de Maduro, si "demandan a la Fuerza Armada obedecer y defender la Constitución" y si "aprueban" la renovación de los poderes públicos y la formación de un gobierno de unidad nacional. Según organizadores, la consulta está avalada por varios artículos de la Constitución vigente y por lo tanto sus resultados serán vinculantes para el gobierno. Defienden principalmente el artículo 333 que señala que el texto constitucional no perderá vigencia ante la eventualidad de un acto de fuerza y que "todo ciudadano investido o no de autoridad tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia".

La consulta fue aprobada por la Asamblea Nacional (Parlamento) en la turbulenta sesión del 5 de julio, cuando un grupo violento asaltó la sede legislativa y dejó cinco diputados heridos. El jefe dela bancada opositora, Stalin González, señaló que la intención general del plebiscito es hacer un "contraste" visual de la presencia de "millones"de electores y lo que se "verá"en la convocatoria del gobierno. González admitió que solo con un control posterior se podrá determinar si algún elector votó más de una vez, por lo que los resultados definitivos se emitirán después de esa revisión. "Nosotros confiamos en los venezolanos, en la honestidad de los 30 millones de venezolanos. Estamos seguros que no votarán dos veces, pero tendremos un control posterior", dijo.

Por su lado, la elección constituyente será organizada por el CNE y contará con la logística y la protección del Plan República, la operación militar para la protección de los centros de votación en las elecciones. La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dijo que los centros de votación serán declarados "zonas de seguridad", para redoblar su vigilancia con personal militar, en vista de las amenazas de la oposición de impedir la votación. Se elegirán 364 "constituyentistas"territoriales y 181 "sectoriales". Estos últimos de sectores impulsados por el gobierno, como jubilados, estudiantes, trabajadores e indígenas. Maduro dijo que Venezuela actualmente "no tiene dos opciones". "Hoy tenemos un camino, que tiene nombre y apellido y tiene la bendición de Dios y del pueblo: es la Constituyente". "La Constituyente será el camino de la reunificación de los venezolanos, será un súper poder, el poder del soberano (pueblo). Su tarea es construir la paz, reunificarnos. Le pido a los venezolanos una oportunidad para buscarle una solución a los problemas del país", señaló en un acto esta semana.

Maduro recalcó que la tarea de la Constituyente no será redactar una nueva Carta Magna, sino "usar su poder para construir la paz, un nuevo modelo económico y al final del camino, presentar una Constitución mejorada, perfeccionada, pero que será la Constitución madre de 1999".

La crítica principal contra la propuesta de Maduro es que no siguió el esquema que impulsó Hugo Chávez en 1999, que convocó a un referéndum en el que el pueblo aprobó la Constituyente, luego eligió a los miembros de esa Asamblea y al final aprobó, en referéndum, la Carta Magna que fue redactada. La campaña para el 30 de julio cuenta con los medios oficiales que promueven a los candidatos, entre los cuales están la esposa de Maduro, Cilia Flores, y el diputado Diosdado Cabello. Estos se muestran con indumentarias y símbolo oficialistas, dando la impresión de que se trata de una elección interna del partido gobernante, amplificada a la vez por la negativa a participar de la oposición.

Néstor Rojas

DPA

Comentarios