El Mundo
Viernes 07 de Julio de 2017

Donald Trump critica las actividades "desestabilizadoras" del Kremlin

Afirmó que Moscú debe cesar su apoyo a régimenes hostiles como Siria e Irán. Hoy se reúne con Putin en el marco de la cumbre del G-20

El presidente estadounidense, Donald Trump, criticó ayer el comportamiento "desestabilizador" de Rusia, la víspera de una reunión con su homólogo ruso Vladimir Putin en la cumbre del G-20. Desde Varsovia, en la primera etapa de su gira europea de cuatro días, Trump declaró que Estados Unidos trabaja con sus aliados para oponerse "a las acciones de Rusia y a su comportamiento desestabilizador". Estimó que el Kremlin "pudo" haber interferido en las elecciones presidenciales de 2016 que lo llevaron al poder. "Creo que pudo ser perfectamente Rusia. Pienso que también pudo haber otros países. No seré específico. Pero creo que mucha gente interfirió", afirmó Trump durante su discurso en la plaza Krasinski de Varsovia. Estas inusuales críticas a Rusia tienen lugar la víspera de una reunión con Putin durante la cumbre del G-20 en Hamburgo, Alemania.

Alentado por una muchedumbre de polacos coreando su nombre en Varsovia, Trump trató de mostrar que no estaba ignorando acciones rusas que generaron consternación global, especialmente en naciones vecinas en Europa central y oriental. Advirtió que los intereses de Occidente estaban siendo presionados por "propaganda, delitos financieros y guerra cibernética", obligando a la Otán a adaptar su estrategia. "Llamamos a Rusia a cesar sus actividades de desestabilización en Ucrania y otras partes, y su apoyo a regímenes hostiles, incluyendo Siria e Irán, y sumarse a la comunidad de naciones responsables en nuestra lucha contra enemigos comunes y en defensa de la civilización", dijo Trump, en referencia al terrorismo.

Fue una crítica que al parecer no abarcaba las acciones de Rusia el año pasado durante la campaña electoral. En una conferencia de prensa antes del discurso, Trump cuestionó la veracidad de reportes de la inteligencia estadounidense sobre interferencia extranjera en las elecciones presidenciales, argumentado que Rusia no era el único país que pudo haber interferido. "Nadie lo sabe con certeza", dijo Trump.

Tensiones

Trump inició su gira europea por Polonia, un país pro-estadounidense cuyos dirigentes conservadores se sienten cercanos a sus ideas. Una primera etapa fácil antes de dirigirse a Hamburgo, donde sus homólogos de los 20 países más industrializados y emergentes lo esperan para tratar varios temas complejos, en medio de tensiones transatlánticas y la amenaza nuclear norcoreana. El contexto de este viaje todavía se agravó más tras el ensayo el martes de un misil intercontinental norcoreano, capaz según expertos estadounidenses de alcanzar Alaska. Al respecto Trump advirtió a Corea del Norte que está considerando "algunas cosas bastante graves" en respuesta al lanzamiento del cohete. El mandatario republicano pidió a todos los países que confronten el "muy, muy mal comportamiento" de Pyongyang. Trump declinó ofrecer detalles sobre en qué podría consistir la respuesta de Washington, aunque calificó la acción de "amenaza" y dijo que Estados Unidos la "confrontará con mucha fuerza". Agregó que no tiene claro si aplicará las duras medidas que está estudiando, agregando que "no marcó líneas rojas". "Es una pena que se estén comportando de esta forma", declaró Trump sobre los líderes norcoreanos. "Pero se están comportando de una forma muy, muy peligrosa, y habrá que hacer algo al respecto". Washington está considerando una serie de sanciones, medidas económicas y otros pasos en respuesta a Pyongyang. La prueba con un ICBM supuso un avance tecnológico para Corea del Norte. El hermético país está intensificando su amenaza hacia Estados Unidos ya que está cada vez más cerca de poder montar una ojiva nuclear en un misil que podría llegar a su territorio.

Tras la visita a Polonia, Trump viajó a Hamburgo donde se reunió con la canciller alemana, Angela Merkel, para definir posiciones de cara la cumbre del G-20 que comienza hoy sin demasiadas expectativas de consenso. Según el vocero del gobierno alemán, Merkel y Trump discutieron sobre Corea del Norte, Medio Oriente y el conflicto en Ucrania, entre otros temas.

Comentarios