El Mundo
Domingo 08 de Octubre de 2017

Desarticulan células que planeaban atentados en Nueva York y París

Tres personas fueron acusadas por las autoridades judiciales de Nueva York de planificar varios atentados en la ciudad durante el año pasado con ataques en zonas concurridas como Times Square.

Tres personas fueron acusadas por las autoridades judiciales de Nueva York de planificar varios atentados en la ciudad durante el año pasado con ataques en zonas concurridas como Times Square, la red de metro y en conciertos, informó ayer el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Asimismo, l autoridades de Francia desbarataron otro ataque.

   Las autoridades estadounidenses informaron que Abdulrahman El Bahnasawy, un joven canadiense de 19 años; Talha Haroon, estadounidense también de 19 años y residente en Pakistán y Rusell Salic, filipino de 37 años, pretendían mostrar su apoyo al grupo yihadista Estado Islámico (Isis) con sus ataques, por lo que fueron arrestados.

   "Comunicándose a través de aplicaciones de mensajería de internet, estos tres hombres supuestamente planificaron llevar a cabo ataques con bomba y tiroteos en zonas de la ciudad de Nueva York densamente pobladas durante el mes de Ramadán en 2016 en nombre de las brigadas islámicas del Isis", apunta el comunicado del Departamento de Justicia, citado por la agencia de noticias EFE.

   El Bahnasawy, según el texto, compró materiales para fabricar bombas y fue arrestado el 21 de mayo de 2016, tras viajar de Canadá a Estados Unidos para llevar a cabo los ataques, y se ha declarado culpable de los cargos.

   Haroon, por su parte, que estaba en contacto con El Bahnasawy, fue arrestado en Pakistán en septiembre del año pasado y está a la espera de ser extraditado a Estados Unidos.

   Por último, Salic facilitó medios económicos de cara a la operación terrorista y fue detenido en abril pasado en Filipinas, donde también está a la espera de una extradición.

   Los planes para atacar fueron descubiertos después de que el estadounidense y el canadiense se contactaron con un supuesto seguidor del Isis, que resultó ser un agente encubierto de la agencia federal de investigaciones, el FBI, explica el documento del Departamento de Justicia. Los acusados expresaron su deseo de "crear el próximo 11 de septiembre de 2001" y de llevar a cabo ataques similares a los sufridos en Bruselas en 2016 y en París en 2015. El Bahnasawy, que ya se declaró culpable de conspirar para llevar a cabo un ataque en octubre de 2016, será sentenciado el próximo 12 de diciembre.

   En tanto, tres hombres, dos de ellos fichados por radicalización islamista, que supuestamente pretendían perpetrar un ataque en París con cuatro bombas de gas y un dispositivo de activación, han sido imputados por tentativa de atentado, informaron este sábado fuentes judiciales francesas. Aymen B., Amine A y Sami B. fueron presentados el viernes ante un juez antiterrorista, y quedaron bajo detención provisional por intento de asesinato en banda organizada con fines terroristas, destacaron los medios galos.

Olor a gas

Por su parte, la Fiscalía de la ciudad de París indicó el viernes que se evitaron consecuencias que "podrían haber sido dramáticas" gracias a la localización de esas bombas por la alerta que un vecino, quien, preocupado por el olor a gas, avisó a las autoridades policiales en la madrugada del 1º de octubre.

   Las bombas de gas habían sido colocadas a la entrada de un inmueble ubicado en el exclusivo distrito XVI de París (oeste) y el dispositivo de acción, que falló por razones aún desconocidas, se confeccionó principalmente con un teléfono móvil, unido con cables a las bombonas de gas, en torno a las cuales se había rociado combustible.

Comentarios