Referéndum en Cataluña
Martes 03 de Octubre de 2017

Denuncian "ataques" y "acoso" contra la policía española

Durante la noche se produjeron protestas ciudadanas ante varias comisarías de la Policía Nacional. En Barcelona, entre 300 y 600 personas se concentraron a las puertas de una situada en la Vía Laietana.

Sindicatos y asociaciones de la Policía y de la Guardia Civil españolas denunciaron en las últimas horas "acoso" y "ataques" contra los agentes en Cataluña tras la polémica intervención de las fuerzas de seguridad en el referéndum de independencia no autorizado celebrado el domingo en la región.

Durante la noche se produjeron protestas ciudadanas ante varias comisarías de la Policía Nacional. En Barcelona, entre 300 y 600 personas se concentraron a las puertas de una situada en la Vía Laietana, una de las arterias más importantes de la ciudad, según informaron medios españoles.

La escena se repitió en otras localidades como Reus o Lérida. En esta última, en las inmediaciones de otra sede policial los manifestantes corearon ante los agentes desplegados allí consignas como "Independencia" o "Sin la porra no sois nada", informó la agencia Europa Press.

Leer más: Paro general y protesta masiva en Cataluña por la represión durante el referéndum

Algunos agentes también recibieron presiones en los alojamientos donde se hospedaban. Efectivos de la Guardia Civil tuvieron que ser reubicados por las protestas a las puertas de los hoteles donde se alojaban en las localidades catalanas de Calella y Pineda.

La Fiscalía General del Estado está analizando la información recibida para averiguar si existen indicios de amenazas sobre los responsables de esos locales o sobre los trabajadores para forzar la expulsión, según varios medios. Los sindicatos de la Policía Nacional solicitaron al Ministerio del Interior español que adopte "medidas urgentes y efectivas" para garantizar la seguridad de los agentes desplegados en Cataluña ante los "ataques, acoso, persecución y señalamiento".

Criticaron, además, que los Ayuntamientos de estas localidades "cedan al chantaje" y pidan a los agentes que abandonen los hoteles. En medio de esta tensión, el jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, pidió el lunes la salida las fuerzas de seguridad del Estado español de Cataluña.

La situación de tensión continúa en la región dos días después del referéndum soberanista convocado de forma unilateral y prohibido por el Tribunal Constitucional. Las fuerzas de seguridad españolas intervinieron en los colegios electorales para tratar de impedirlo dejando cientos de heridos, según las autoridades catalanas. Cataluña afronta hoy una jornada de paro general en protesta por esas actuaciones policiales.

Comentarios