El Mundo
Lunes 28 de Agosto de 2017

Corea del Norte lanzó un misil balístico que voló "por encima de Japón"

El país nipón y el Pentágono confirmaron que la trayectoria pasó por encima del archipiélago.

Corea del Norte lanzó hoy un misil balístico "no identificado" que pasó por encima del territorio japonés, acentuando las tensiones en la región por el programa militar de Pyongyang.
Este es el primer proyectil norcoreano que sobrevuela el territorio de Japón en varios años y el lanzamiento se produce después de que en julio Pyongyang probó dos misiles balísticos intercontinentales.
El misil norcoreano "es una amenaza grave y sin precedentes", dijo el primer ministro japonés, Shinzo Abe.
"Hago un llamado al Consejo de Seguridad de la ONU para que convoquen una reunión de emergencia", dijo el primer ministro japonés.
Abe ya había advertido que su gobierno tomará "todas las medidas" que sean necesarias para garantizar la seguridad del pueblo japonés.
El "misil balístico no identificado" fue lanzado desde Pyongyang sobre las 5.57 (las 17.57 en Argentina), indicó el Estado Mayor surcoreano en un comunicado, asegurando que se dirigió hacia el Este y pasó "por encima de Japón".
El misil recorrió 2.700 kilómetros alcanzando una altitud máxima de 550 kilómetros, según los mandos militares de Corea del Sur.
"Corea del Sur y Estados Unidos están analizando conjuntamente los detalles", agregó el comando.
La presidencia surcoreana informó que se convocó al Consejo Nacional de Seguridad.
El Pentágono confirmó que la trayectoria del misil pasó por encima del archipiélago.
El Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (Norad, por sus siglas en inglés) precisó que el misil "no supuso ninguna amenaza para Norteamérica", subrayó el coronel Rob Manning, un portavoz del Departamento de Defensa.
Este lanzamiento se produce un par de días después de que Pyongyang probara tres misiles de corto alcance, que fueron considerados como una provocación nimia ante el ejercicio conjunto anual que realizan Estados Unidos y Corea del Sur.
Los dos aliados presentan estas operaciones como defensivas, pero para Pyongyang representan una repetición provocadora de la invasión de su territorio. Cada año, Corea del Norte amenaza con represalias militares.
Los ejercicios conjuntos "Ulchi Freedom Guardian", unos ensayos basados en simulaciones informáticas que duran dos semanas, se producen además en contexto de alta tensión y de guerra retórica entre Washington y Pyongyang.
Los tres misiles lanzados el sábado, sin embargo, no supusieron ninguna amenaza, según indicó un portavoz del ejército estadounidense en el Pacífico. Uno de ellos explotó en el aire casi inmediatamente después de su lanzamiento.
Sin embargo, el lanzamiento de hoy representa una significativa escalada de parte de Pyongyang, que este mes había amenazado con lanzar proyectiles hacia el isla de Guam, una importante base estadounidense que está a 3.500 kilómetros de Corea del Norte.
Un ataque de este tipo tendría que pasar necesariamente sobre el archipiélago de Japón.
En 2009, un cohete norcoreano sobrevoló el territorio de Japón, sin causar incidentes, pero generando una protesta inmediata del gobierno de Tokio. Entonces Pyongyang se justificó asegurando que se trataba de un satélite de telecomunicaciones, pero Washington, Seúl y Tokio creen que era una prueba para desarrollar misiles intercontinentales (ICBM).
El líder norcoreano, Kim Jong-Un, se había distanciado este mes del plan de golpear el territorio de Guam y dijo que éste podía esperar, pero advirtió que para esto era "necesario que Estados Unidos tome la opción correcta".
Pyongyang realizó dos pruebas de misiles balísticos intercontinentales en julio, que parecen haber puesto a su alcance buena parte del territorio de Estados Unidos, a lo que Donald Trump reaccionó advirtiendo que Washington podía responder con "fuego e ira".
Pyongyang ha avanzado rápidamente en su tecnología militar, un programa que le ha valido un endurecimiento de las sanciones impuestas por la ONU.

Comentarios