de la gloria a la celda
Viernes 24 de Febrero de 2017

Condenan a prisión al ex ministro estrella de José María Aznar

Rodrigo Rato, ex titular de Economía en los 90 y luego jefe del FMI, cometió fraude contra bancos privados mediante "tarjetas black"

Rodrigo Rato, ex director del FMI Rodrigo Rato y ministro de Economía de España entre 1996 y 2004, fue condenado a cuatro años y medio de prisión en un caso de fraude contra bancos privados que presidió entre 2010 y 2012, Caja Madrid y su sucesor, Bankia. Es el conocido caso de las "tarjetas black". Rato fue el ministro estrella de la era de José María Aznar, cuando la economía española creció y se modernizó a grandes pasos.

La Audiencia Nacional española, competente para investigar casos de especial relevancia, atribuyó al ex jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) un "delito continuado de apropiación indebida" al entender que se benefició de tarjetas de crédito opacas (las famosas "black") al fisco junto con otras 64 personas, que también fueron condenadas.

Las penas más altas recayeron en Rato y en el banquero Miguel Blesa, quien precedió al ex ministro al frente de Caja Madrid, la entidad que posteriormente dio lugar a Bankia. Condenado a seis años de prisión, Blesa fue el primer banquero encarcelado en España en el marco de la crisis financiera que sufrió el país a partir de 2009. Para el resto de condenados, la Audiencia Nacional dictó entre tres meses y cuatro años de prisión, la mayoría en calidad de "colaboradores". La sentencia puede ser recurrida.

El escándalo de las "tarjetas black" estalló en octubre de 2014 y propició la baja de Rato en el Partido Popular (PP), del gobernante Mariano Rajoy, y la dimisión de otros responsables de Caja Madrid y Bankia, que pertenecían a diferentes fuerzas políticas y sindicatos. Se sospechaba entonces que la cúpula de ambas entidades cargó en las "tarjetas black" más de 15 millones de euros entre 2003 y 2012. Todos los condenados, según explicó la sentencia, "les dieron el uso particular que tuvieron por conveniente". Es decir: había un "plus" o sobresueldo ilegal que se pagaba a través de las "tarjetas black". El monto de dinero que representaba el uso de estas tarjetas no se incluía dentro de las relaciones contractuales ni figuraba en el certificado de haberes que Caja Madrid facilitaba para la declaración de la renta, algo que "era perceptible por los acusados".

El tribunal consideró, además, que fue Blesa quien impulsó este esquema, pero que Rato lo mantuvo cuando llegó a la presidencia de Caja Madrid en 2010. El caso de las "tarjetas black" no es el único que ensombrece la imagen de Rodrigo Rato, quien estuvo al frente del FMI entre 2004 y 2007. A sus 67 años, es investigado también por presuntas irregularidades en la salida a Bolsa de Bankia, entidad que estuvo en el origen de la crisis financiera por la que España tuvo que pedir a Bruselas un rescate por varios miles de millones de euros para sus bancos. Además, Rato está en el foco de la Justicia por el origen sospechoso de su patrimonio y sus negocios. En abril de 2016, su nombre apareció en los famosos "Panamá Papers".

Daños al PP

El caso Rato daña y mucho al PP. Cuando Rato fue detenido en su domicilio, en abril de 2015 su imagen terminó de hundirse. "Nos afecta porque Rodrigo Rato ha sido durante muchos años uno de los activos más importantes de nuestro partido", reconoció entonces Mariano Rajoy. Meses antes, había sido expulsado del PP, del que llegó a ser un símbolo. Sus ex compañeros le dieron la espalda y se mostraron "decepcionados". Rato, nacido en Madrid en 1949, bien pudo haber sido presidente del gobierno de España. Considerado el "sucesor natural" de José María Aznar, según contó el propio ex jefe del Ejecutivo en la primera parte de sus Memorias (2012), rechazó el ofrecimiento en dos ocasiones. Los tiempos de gloria, cuando fue el ministro estrella del gobierno de José María Aznar, entre 1996 y 2004, han quedado definitivamente para los libros de historia.

caída. Rato fue el "candidato natural" a suceder a Aznar en el PP.

Comentarios