El Mundo
Jueves 18 de Mayo de 2017

Chelsea Manning, informante de Wikileaks, quedó en libertad

Chelsea Manning, la ex analista de inteligencia estadounidense que fue condenada por filtrar más de 700.000 cables clasificados a Wikileaks, abandonó ayer la prisión militar de Fort Leavenworth, Kansas, tras cumplir siete de un total de 35 años en prisión, anunció un portavoz del Ejército.

Chelsea Manning, la ex analista de inteligencia estadounidense que fue condenada por filtrar más de 700.000 cables clasificados a Wikileaks, abandonó ayer la prisión militar de Fort Leavenworth, Kansas, tras cumplir siete de un total de 35 años en prisión, anunció un portavoz del Ejército. "Después de cuatro meses ansiosos de espera, el día ha llegado finalmente. ¡Estoy deseando hacer tanto! Al margen de lo que me depare el futuro, será mucho más importante que el pasado. Estoy resolviendo cosas ahora, lo cual es emocionante, extraño, divertido y todo nuevo para mí", dijo Manning en un comunicado difundido por su equipo de abogados. La soldado publicó en las redes sociales una fotografía de sus pies y piernas, llevando zapatillas deportivas y pantalones ajustados, titulada: "Primeros pasos de libertad".

   Manning, que logró que el Ejército la autorizara a cambiar de sexo mientras cumplía su condena, se hizo famosa cuando, antes del cambio, como Bradley Edward Manning, realizó en 2010 la mayor filtración de documentos secretos estadounidenses al portal Wikileaks sobre la conducta de los militares de su país en Asia Central y Medio Oriente.

   La operación, por disforia sexual, recién pudo materializarse en septiembre de 2016 tras una breve huelga de hambre de la prisionera. Arrestada en mayo de ese mismo año, una corte marcial la encontró culpable de 19 de 21 cargos, pero la exoneró del más grave, colaboración con el enemigo.

   El Ejército no podía expulsar a Manning, ahora de 29 años, durante el cumplimiento de su sentencia, por lo que las autoridades de Defensa se vieron obligadas a proveer el tratamiento solicitado. En el juicio por la filtración, Manning siempre alegó que reveló los abusos de militares estadounidenses en Irak y Afganistán por su interés público y para abrir un debate. Su sentencia fue conmutada por el ex presidente Barack Obama, en enero de 2017.

Comentarios