El Mundo
11:29 hs. Martes 25 de Abril de 2017

Carcassonne, la ciudad medieval en Francia que hace soñar a sus visitantes

En algún lugar de la intersección de la fantasía y la historia, se encuentra la ciudad medieval de Carcassonne, esta pequeña localidad amurallada esta situada entre colinas en el sur de Francia.

Carcassonne (o en el español colonizador Carcasona) comienza a ser uno de esos lugares donde todo turista inquieto ha puesto su mira. Tiene buena prensa, buena planta y buena fama de mini excursión de un día que a veces se acorta por razones naturales o por el cansancio de la aglomeración de turistas.

Carcassonne es la capital del departamento de Aude, en la región Languedoc-Rosellón. Su ciudad amurallada fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997 y hoy en día es uno de los principales atractivos turísticos de Francia.
La Ciudadela de Carcassonne, también conocida como Cité, es un conjunto medieval perfectamente restaurado gracias a las artes del célebre arquitecto Viollet-le-Duc. Situada en lo alto de una escarpada loma junto al río Aude, parece salida de un cuento de hadas, con sus torreones y murallas. La ciudadela amurallada es sin duda alguna el principal atractivo de la ciudad. Su silueta desde la parte baja a medida que uno se va acercando trae a la memoria mil historias de asedios y caballeros. La circulación de vehículos en su interior está prohibida, salvo que se vaya a alguno de los hoteles con estacionamiento incluido.

Comentarios