El Mundo
Jueves 10 de Agosto de 2017

Atropellan y hieren a seis militares en París: un argelino fue detenido

Un hombre atropelló ayer e hirió a seis militares en un barrio de las afueras de París, y resultó detenido tras una persecución, lo que reavivó el temor de un nuevo ataque extremista en Francia, la principal hipótesis de investigación que maneja la Fiscalía antiterrorista. El atacante huyó tras atropellar a los militares en el barrio de Levallois-Perret, pero tras varias horas de búsqueda las fuerzas de seguridad arrestaron a un sospechoso que conducía el automóvil buscado en la autopista A 16, que une París con el norte de Francia y Bélgica, cerca de la ciudad de Boulogne-sur-Mer. Durante la detención, de la que participaron 300 policías, el agresor resultó herido de bala, según contó la fuerza de seguridad. El alcalde de Levallois-Perret, Patrick Balkany, relató que el argelino fue localizado por el BMW negro que utilizó para el ataque y que quedó grabado por las cámaras de seguridad instaladas en las calles del distrito. Si bien la Fiscalía antiterrorista no confirmó aún que el detenido es quien atropelló a los militares, el presidente francés, Emmanuel Macron, no dudó en felicitar a la policía por arrestar al "autor del ataque".

Según el periódico conservador Le Figaro, el detenido es un ciudadano argelino nacido en 1980 en ese país africano e identificado como Hamou B. Tenía antecedentes por delitos menores, pero no estaba fichado por los servicios de inteligencia. Los soldados atropellados forman parte del plan antiterrorista Sentinelle (Centinela), que patrulla las calles de las principales ciudades francesas desde el atentado islamista contra la revista satírica Charlie Hebdo en enero de 2015. Este operativo supone el despliegue de entre 7.000 y 10.000 efectivos en todo el territorio. Los heridos de ayer fueron trasladados a dos hospitales. De los seis, tres de ellos fueron internados con heridas leves.

El ataque se produjo en torno a las 8 local en el centro de Levallois-Perret, una localidad limítrofe con París, en una calle peatonal y delante de un edificio de viviendas sociales de 12 plantas que da a un parque arbolado. Los militares cuentan en el bajo de este inmueble con un local prestado por el ayuntamiento. "Un vehículo que se encontraba en el barrio se acercó" al grupo de soldados, "circulaba despacio, a unos 5 metros de los militares, y aceleró de golpe para arrollarlos", explicó el ministro del Interior, Gérard Collomb. Un testigo precisó que el conductor esperaba a los militares" y "fue directamente" hacia ellos.

Una de las versiones que circuló ayer es que este municipio de 65.000 habitantes, situado al oeste de París, podría haber sido elegido porque allí se encuentra la sede del servicio secreto interno francés, el DGSI.

Comentarios