El Mundo
Martes 01 de Agosto de 2017

Asesinaron en México a otro periodista: es el octavo en lo que va de 2017

El periodista mexicano Luciano Rivera, que trabajaba en la localidad de Rosarito, en el fronterizo estado de Baja California, fue asesinado con arma de fuego la madrugada de ayer en un bar, aparentemente por defender a unas mujeres de personas que las molestaban, informaron autoridades.

El periodista mexicano Luciano Rivera, que trabajaba en la localidad de Rosarito, en el fronterizo estado de Baja California, fue asesinado con arma de fuego la madrugada de ayer en un bar, aparentemente por defender a unas mujeres de personas que las molestaban, informaron autoridades.

Con Rivera suman ocho los informadores asesinados en México en lo que va de 2017. Este año, según organismos internacionales especializados en libertad de expresión, el país se convirtió en el lugar más letal para la prensa de todo el mundo. Según explicó a Associated Press el subdirector de la policía municipal de Rosarito, César Pedro Silva Ibáñez, testigos presenciales indicaron que un grupo de cinco personas molestaba a unas mujeres, el periodista les llamó la atención y entonces fue cuando le dispararon.

Los atacantes se subieron a un taxi rumbo a Tijuana y más tarde uno de ellos, el que manejaba el vehículo, fue detenido y en el coche se localizó el arma supuestamente utilizada para el homicidio. El canal local CNR Noticias confirmó que Rivera era parte de la empresa y hermano del director. El policía Silva Ibáñez agregó que era un periodista conocido en la localidad y que trataba todo tipo de temas, desde movimientos sociales hasta temas policiales o de cultura.

El lunes por la tarde, Juan Pablo Espinoza, reportero de Los Mochis, en el estado norteño de Sinaloa, denunció que durante la madrugada incendiaron su vehículo en la cochera de su casa. Cree que el móvil pudo ser su labor periodística.

Espinoza, director de un portal llamado Sinaloa Noticias, cubre temas de política y análisis pero no policiales, y no sospecha quiénes pudieron ser los atacantes. Dijo que nunca había recibido amenazas pero que el mes pasado alguien acuchilló dos llantas de su coche.

Este día coincide con la conmemoración de otro crimen contra la prensa que tuvo gran impacto hace dos años: el homicidio de cinco personas en una zona de clase media de Ciudad de México. Entre los fallecidos estaban el fotógrafo Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera, quienes habían salido del estado de Veracruz por las amenazas recibidas. La Comisión de Derechos Humanos de la capital acusó a la fiscalía de negligencias _como contaminar el lugar de los hechos_, omisiones y violaciones al debido proceso por ese crimen.

Al menos 27 periodistas han sido asesinados en México desde que el presidente Enrique Peña Nieto llegó al poder en diciembre de 2012. Otros han sido atacados y más de 500 se han acogido al programa de protección federal.

Masacre en Guanajuato

Diez personas fueron asesinadas en el estado de Guanajuato, en el centro de México, en varios hechos violentos, entre los que destacó el homicidio de una familia y la ejecución de un jefe de policía y su escolta. La fiscalía estatal informó en un comunicado del asesinato del director de Seguridad Pública del municipio de Celaya, J. Santos Juárez Rocha, y uno de sus escoltas en hechos que todavía se investigan.

Asimismo, en la localidad de Abasolo, una pareja y dos de sus hijos, ambos adultos, fueron ejecutados dentro de su vivienda. La mujer era policía del municipio. En el lugar había también dos menores que resultaron ilesos, pero en el exterior se localizó un quinto cadáver, según informó la investigadora Laura Edith Ortega. Cerca de ese lugar apareció poslteriormente un adolescente sin vida y en otro punto, un séptimo ejecutado, de 19 años. Ortega indicó que se investiga si las siete muertes de esta localidad están relacionadas.

Por último, se informó de otro homicidio en Irapuato. El estado de Guanajuato ha visto un incremento de violencia recientemente. Según datos de la Secretaría de Gobernación, en los seis primeros meses del año registró 530 asesinatos, comparados con los 441 de 2016.

Comentarios