El Mundo
Sábado 13 de Mayo de 2017

Artistas y deportistas se muestran solidarios con las protestas en contra de Maduro

También se sumaron los beisbolistas que juegan en las Grandes Ligas de EEUU, estrellas de enorme popularidad en Venezuela

Artistas y deportistas repudian como nunca antes al régimen chavista venezolano Bajada: últimamente se sumaron los beisbolistas que juegan en las Grandes Ligas de EEUU, estrellas de una enorme popularidad en Venezuela La represión de las manifestantes está erosionando la imagen internacional del gobierno de Nicolás Maduro. Artistas y deportistas unen sus voces para pedir el cese a la represión de las marchas, incluyendo nombres que públicamente han acompañado al chavismo hasta hace poco y otros que antes callaban. En la más reciente expresión de este tipo, el ex jugador del béisbol de las Grandes Ligas Omar Vizquel, quien dirigió la selección en el Mundial de este año, colgó un video en las redes sociales para expresar su desconsuelo por lo que se vive en las calles durante las protestas opositoras, "una represión despiadada".

   Vizquel es una verdadera leyenda en Venezuela, y sus declaraciones sin duda son muy escuchadas. Lo mismo ocurre con futbolistas, cantantes y actores muy populares. "Me siento muy triste por lo que está pasando en el país, por el dolor de las madres, de compañeros y amigos que están marchando por las calles, y ver la represión despiadada que tienen contra el pueblo venezolano. No a la represión, no queremos más muertes", dijo Vizquel. Uno de los jugadores venezolanos más exitosos en el béisbol de Estados Unidos por su talento defensivo, pidió poner fin a la represión, a las muertes y a la violencia. "Somos hermanos. No soy nadie para decir qué es lo que tienen que hacer, simplemente soy otro ciudadano, que me duele lo que está pasando en el país. Tiene que haber otras salidas", señaló.

Video colectivo

Antes que Vizquel, un numeroso grupo de trece jugadores de Grandes Ligas, encabezados por Francisco Cervelli, grabó un video pidiendo el cese de la represión de la Policía Nacional y la Guardia Nacional (la policía militarizada) contra las protestas. Cervelli, con el uniforme de los Piratas de Pittsburgh, introduce el mensaje y luego aparece una serie de jugadores, incluyendo a Hernán Pérez, de los Cerveceros de Milwaukee, que enfatiza: "No más represión, no más dictadura". Además de ellos dos aparecen Ender Inciarte, Eugenio Suárez, Alcides Escobar, Salvador Pérez, entre otros. Se trata de nombres extremadamente populares en Venezuela, donde el béisbol es por lejos el deporte número uno y quienes juegan en las Grandes Ligas son el equivalente a los jugadores de fútbol argentinos y brasileños que compiten en el Barcelona o la Juventus.

   Además, tanto Cervelli como Orlando Arcia usaron en el protector de "ojo negro" para protegerse del reflejo del sol la frase "SOS Venezuela". La protesta se extendió a una docena de beisbolistas venezolanos en EEUU. "Dejen, por favor, la represión. Nos están matando. Nos están quitando el futuro", expresó Ender Inciarte, jugador de los Bravos de Atlanta. Su mensaje fue respaldado por un grupo de al menos diez "peloteros", entre ellos José Peraza, Salvador Pérez, Hernán Pérez, Gorkys Hernández y Alcides Escobar en un video compartido por Instagram. Actitudes similares se han visto entre los jugadores de fútbol.

Embed

   Recientemente, el famoso director de orquesta Gustavo Dudamel, una figura cercana a varios proyectos del gobierno chavista, pidió al presidente Nicolás Maduro que escuche el clamor de su pueblo y ponga fin a la represión, después de que un músico de 18 años muriese durante una manifestación en Caracas. En un comunicado, Dudamel aseguró que "nada puede justificar el derramamiento de sangre" de un pueblo "sofocado por una intolerable crisis". "Hago un llamado urgente al presidente de la República y al gobierno nacional a que se rectifique y escuche la voz del pueblo venezolano. Los tiempos no pueden estar marcados por la sangre de nuestra gente", escribió. Dudamel hasta ahora había mantenido un total silencio sobre los avances autoritarios del chavismo, así como en la anterior ola de protestas, en 2014, que dejaron 43 fallecidos.

Embed

   La ola de repudio se extiende a los actores, tanto nacionales como extranjeros. Hace una década, Hugo Chávez atrajo íconos de Hollywood, estrellas pop y celebridades intelectuales. Ahora, con millones de manifestantes que salen a las calles a protestar contra su autoritarismo, quienes antes apoyaban al fallecido caudillo han quedado en silencio y nuevos artistas han comenzado a apoyar abiertamente a los opositores. Pero además, el actor más conocido de Venezuela, Edgar Ramírez, y hasta el ganador del Oscar Jared Leto, así como un gigante como Robert de Niro, han transmitido su apoyo a las revueltas contra Maduro.

   La famosa actriz mexicana Salma Hayek comentó sobre la valentía de los manifestantes. Luego se suman artistas que desde hace muchos años se oponen al chavismo de manera frontal. Es el caso del cantante Alejandro Sanz. Ahora se dirigió a Maduro con un duro mensaje: "Vete antes de que te conviertas en el mayor tirano de la historia". Nunca antes había recibido una oleada de repudios tan grande el régimen chavista venezolano. Seguramente es un índice de su enorme impopularidad interna.

   "Agradecemos la referencia y solidaridad de tantos artistas internacionales sobre nuestra amada Venezuela", dijo en Twitter el líder de oposición Henrique Capriles luego de que en los reciente premios Latin Billboard, un grupo de galardonados mencionara a Venezuela en sus discursos. Un caso fue el cantante colombiano J Balvin, ganador de un premio, que dijo al recibir el galardón: "Esto va para Venezuela". "Yo sé que están sufriendo mucho y que hay muertos y eso no está bien", expresó.

Embed

   Esta oleada de solidaridad contrasta con lo que ocurría pocos años atrás, cuando estrellas de primer nivel, como Danny Glover, Sean Penn, Naomi Campbell y Oliver Stone visitaron Venezuela y apoyaron a Chávez públicamente. Hace una década, Glover recibió 18 millones en dólares en financiamiento del gobierno venezolano para una de sus películas. Hoy los cuatro mencionados callan y no respondieron pedidos de comentarios que les hizo llegar el diario chileno El Mercurio.

Publicó cifras de mortalidad infantil y la echaron

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en desacuerdo con la difusión de numerosas muertes neonatales y otras estadísticas de fuerte crecimiento de enfermedades epidemiológicas, dispuso la destitución de la ministra de Salud, Antonieta Caporale. La ministra permaneció sólo cuatro meses. La destitución se produjo horas después de que se difundieran los reportes epidemiológicos en la página web del Ministerio para la Salud que desde hace varios años no eran publicados por el gobierno.

   Aunque los boletines solo registran datos hasta 2016, estos son los reportes oficiales más novedosos desde 2014. El jueves se dio a conocer que un total de 11.466 neonatos murieron en Venezuela durante 2016, un 30,12% más que el año anterior, después de tres años sin conocerse datos oficiales. Entre las causas más frecuentes de estas muertes el informe señala la sepsis neonatal, la neumonía, la enfermedad de membrana hialina y el nacimiento prematuro.

   Según el informe oficial, en 2016 hubo en Venezuela 29.263 casos de dengue y un aumento en los casos de malaria, que hasta la semana 52 de 2016 eran 240.613, lo que representa un incremento del 76,4% con respecto al mismo período del año anterior, en el que se registraron 136.402 casos. La Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) viene exigiendo que el gobierno informe sobre los cuadros infecciosos existentes en el país, especialmente durante los últimos dos años a raíz del deterioro del sistema sanitario nacional.

Comentarios