El Mundo
Viernes 26 de Mayo de 2017

Anuncian avances en la investigación por el ataque de Manchester

La policía dejó de compartir información con EEUU, debido a las filtraciones. Todo el país guardó un minuto de silencio por las víctimas

Operativos policiales y registros de viviendas en Manchester permitieron obtener elementos importantes para la investigación del atentado de esta semana, durante un concierto en la ciudad inglesa, dijo ayer el jefe de policía local, en medio de una frenética búsqueda de posibles cómplices del británico que cometió el ataque. Dos hombres fueron arrestados ayer, elevando a ocho el total de personas que están detenidas en el Reino Unido, más el padre y el hermano menor del terrorista suicida Salman Abedi, muerto en el atentado, que fueron detenidos en Libia. El comisario Ian Hopkins calificó de "significativas" las detenciones realizadas hasta ahora desde el atentado del lunes pasado, que dejó 22 muertos, y agregó que llevará varios días más completar los operativos y allanamientos en el marco de la investigación del ataque.

El servicio de Salud británico informó ayer que 116 personas tuvieron que ser atendidas por heridas sufridas en el atentado, incluyendo a 75 que requirieron hospitalización, de las cuales 23 permanecían en estado crítico. Hasta ayer, la cifra oficial de heridos era de 64. Todos los muertos ya fueron identificados, entre los cuales hay una niña de ocho años. Las edades de los restantes van desde los 14 a los 51 años.

Desde el martes, la policía ha realizado múltiples registros de domicilios en Manchester, su zona suburbana y el centro y norte de Inglaterra, y entre los detenidos, todos hombres, figura uno de los hermanos de Salman Abedi, el autor del ataque suicida, llamado Ismail.

La investigación se ha visto empañada por un inusual malestar en el gobierno británico con Estados Unidos luego de que medios estadounidenses publicaran información del atentado y de su autor que al parecer les fue filtrada por la inteligencia norteamericana y que Londres quería mantener bajo reserva. Ayer, la policía de Manchester anunció que dejó de compartir información con Estados Unidos, y la primera ministra británica, Theresa May, discutió el tema con el presidente estadounidense, Donald Trump, en la cumbre de la Otán en Bruselas.

Trump evitó inicialmente responder a una pregunta sobre si los británicos pueden seguir confiando en su país en el intercambio de información de inteligencia. Finalmente, Trump afirmó en un comunicado de la Casa Blanca que las filtraciones sobre el ataque de Manchester a medios de su país son una amenaza para la seguridad y que ordenó a su gobierno investigar su origen.

El gobierno y la policía británicas están particularmente "furiosos" por la publicación, en el diario The New York Times, de fotos que muestran fragmentos de la bomba usada en el ataque del lunes pasado al término del recital. La policía y los servicios secretos británicos también están enojados porque el nombre de Abedi, de 22 años, fue filtrado al parecer por funcionarios estadounidense y publicado por medios norteamericanos pese a que el Reino Unido lo estaba manteniendo en reserva.

También ayer, miles de británicos hicieron un minuto de silencio en todo el país en memoria de las víctimas de Manchester. Una multitud se congregó en distintos lugares de Londres, incluyendo frente al Parlamento y en la Plaza de Trafalgar, así como en la Plaza Alberto, de Manchester. La reina Isabel II visitó el Hospital Real de Niños de Manchester para hablar con algunos de los heridos en el ataque.

En tanto, un semanario alemán informó ayer que el autor del atentado de Manchester pasó por el aeropuerto de la ciudad germana de Duesseldorf cuatro días antes del ataque. La revista Focus, agregó que Abedi voló dos veces desde un aeropuerto alemán en los últimos años y que no estaba en ninguna lista de vigilancia.

Comentarios